Logotipo Caloryfrio
Menu

Aislamiento de tuberías de acero inoxidable ¿por qué, cuándo y cómo deben protegerse las tuberías?

Aislamiento de tubos de acero inoxidableAislar tuberías de acero inoxidable nos sirve para reducir las pérdidas de calor, evitar el sobrecalentamiento o enfriamiento del fluido a transportar debido a la temperatura ambiente, la transmisión del sonido, así como las posibles condensaciones derivadas de la diferencia de temperaturas entre el fluido transportado y el exterior. El aislamiento de tuberías no sólo mejora la eficiencia energética y ahorra energía, sino que también mejora el funcionamiento de la instalación y alarga el ciclo de vida de los equipos. 
En este artículo explicaremos el porqué de la importancia de colocar protección para tuberías de acero inoxidable en instalaciones de agua, de calefacción o de refrigeración por agua y cómo elegir el material aislante y el espesor adecuado en base a la normativa. 

Aislar tuberías de agua

Las tuberías de agua potable se deben proteger contra la formación de agua de condensación y contra el calentamiento. Las tuberías de agua potable fría deben instalarse respetando una distancia suficiente hacia la fuente de calor, o se deben aislar de tal modo que la calidad del agua no se vea afectada por el calentamiento. A fin de ahorrar energía y por motivos higiénicos, las tuberías de agua potable caliente y de circulación se deben aislar contra las pérdidas de calor. 

Aislamiento en instalaciones de calefacción

El aislamiento de tuberías en instalaciones de calefacción por agua es importante para favorecer el ahorro energético de la instalación. Esta medida sirve además para reducir la emisión de CO2 ya que, al evitar pérdidas de energía a través de las tuberías, la caldera trabajará menos, emitiendo menos gas contaminante. 

Aislamiento de tuberías en sistemas de refrigeración por agua

Las funciones principales de un asilamiento contra el frío son la prevención de la formación de agua de condensación y la reducción de las pérdidas energéticas a lo largo de todo el tiempo de uso de las tuberías de agua de refrigeración. 

Aislamiento de tuberías en instalaciones industriales

Un aislamiento de tuberías en el entorno industrial es esencial para asegurar la estabilidad térmica del elemento transportado y alcanzar mayor seguridad en el proceso, protegiendo al personal de las superficies calientes. Además, ayuda a reducir el ruido. 

¿Cuándo proteger las tuberías de acero inoxidable?

Como hemos comentado, además de favorecer la eficiencia energética de la instalación, hay ocasiones en las que también conviene proteger las tuberías para evitar su deterioro. La principal característica del acero inoxidable es su elevada resistencia a la corrosión, dado que el cromo y otros metales aleantes que contiene, posee gran afinidad por el oxígeno y reacciona con él formando una capa pasivadora que evita la corrosión del hierro. Sin embargo, esta capa puede verse afectada por algunos ambientes agresivos, dando lugar a que el hierro sea atacado y oxidado por mecanismos intergranulares o picaduras.

En zonas con un alto porcentaje de humedad y de cloro en el ambiente (zonas de costa, piscinas, etc.)  es imprescindible proteger las tuberías bien con coquillas de aislamiento térmico o bien con una pintura de esmalte específica para evitar que se produzca corrosión por humedad. No olvidemos que, si bien este material es altamente resistente, no es completamente impenetrable. Los productos químicos como el cloruro, el hidrógeno y el sulfuro de hidrógeno pueden causar su deterioro. Cuanto más cromo tenga la composición del acero inoxidable, más resistente será a la corrosión.

Si quieres saber qué tipos de acero inoxidable se utilizan más habitualmente y cuáles son más resistente, pincha aquí.

Otro tipo de corrosión que puede afectar a las tuberías de acero inoxidable es la corrosión bajo mal aislamiento. La corrosión bajo aislamiento se produce cuando el espesor del material aislante colocado no está bien calculado o bien porque haya fugas y entre la camisa del aislante y el tubo.  En acero inoxidable, puede ocasionar marcas en la superficie y grietas de corrosión bajo tensión causadas por el cloruro.

Para evitar esto, es imprescindible calcular bien el aislante según indica la normativa vigente (RITE) y realizar correctamente las pruebas hidráulicas para comprobar que no haya fugas antes de colocar la camisa aislante. También es muy importante limpiar bien las superficies de la tubería antes de aplicar aislamientos, incluso se pueden aplicar tratamientos adicionales, como pinturas para la protección de las superficies antes de aplicar el aislamiento.

Otra acción importante para evitar corrosiones bajo aislamiento es sellar muy bien las juntas del aislante con adhesivos, para impedir paso de humedad en el sistema de aislamiento de la tubería. 

Artículo patrocinado por el fabricante de tubos de acero inoxidable:
ISOTUBI
www.isotubi.com

¿Cuándo no es necesario proteger tuberías de acero inoxidable?

Según indica la norma AGI Q 151, se dan ciertas condiciones en las que no es necesario aplicar protección anti corrosión en las tuberías de acero inoxidable, como son:

Elementos presurizados de calderas de vapor, conductos de gas combustible o aire caliente, tuberías de vapor con temperaturas de funcionamiento continuo de más de 120ºC. Esto es, en superficies aisladas en componentes de unidades productoras de energía.

Depósitos de almacenamiento criogénico (instalaciones criogénicas) con temperaturas de funcionamiento continuas inferiores a -50 C.

Tampoco es preciso proteger componentes en acero inoxidable operando en instalaciones criogénicas con temperaturas entre -50 C y +20C siempre que cuando, interrumpidas, su temperatura ambiente nunca supere los +35C y nunca se proceda a limpiarlas con un fluido calentado.

Hay que tener en cuenta que protección anti corrosiva y aislamiento son dos acciones distintas, que pueden realizarse de forma independiente, aunque ambas especialidades deben de ser compatibles entre ellas. 

¿Cómo aislar tuberías de acero inoxidable? Normativa, espesor y materiales

Como hemos comentado, los materiales o coquillas aislantes para tuberías pueden generar corrosión en las mismas si no están correctamente escogidos.

A mayores calorías que deban soportar las tuberías, mayor espesor requeriremos. El valor del espesor se consulta en milímetros y es el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios) el que fija los espesores a emplear en función de la temperatura de trabajo y los diámetros de la tubería.

El procedimiento de cálculo simplificado establece los espesores mínimos de aislamiento térmico, en mm, para un material de aislamiento de referencia de 0,040 W/mºK, a 10ºC, por medio de las siguientes tablas:

Tabla de espesores mínimos para aislamiento de tuberías según el RITE

Tabla de espesores mínimos para aislamiento de tuberías en circuitos frigoríficos según el RITE

El Reglamento de Instalaciones Térmicas, en su Instrucción Técnica 1.2.4.2.1.3, recoge también un método alternativo para el cálculo de aislamiento en redes de tuberías, por el cual es posible disminuir el espesor de este aislamiento en comparación con los espesores propuestos en el Procedimiento Simplificado, atendiendo al material del que está fabricada la tubería.

A la hora de escoger el material para el aislamiento de tuberías debemos fijarnos también en la conductividad térmica del material aislante. Cuanto menor sea la conductividad, mejor será el aislamiento térmico y acústico del material.

Por tanto, según las necesidades de espesor y de conductividad que requiera nuestra instalación y según circule la tubería por el interior o por el exterior del edificio, tendremos que elegir el material aislante más adecuado entre los que comercializa el mercado, como son:

Lana mineral

La lana mineral o lana de vidrio cuenta con una muy baja conductividad térmica, por lo que se trata de un material muy eficaz para el aislamiento de tuberías. Otras prestaciones de la lana mineral son su ligereza, flexibilidad, resistencia a altas temperaturas, gran resistencia mecánica, elevada eficiencia energética y sostenibilidad. Las tuberías de gran tamaño también pueden cubrirse o envolverse con lana mineral en formato de manta armada.

Espuma elastomérica 

La espuma elastomérica se fabrica a base de caucho sintético flexible, de estructura celular cerrada y con un elevado factor de resistencia a la difusión de vapor de agua. Es un producto maleable y sus características técnicas aseguran un eficiente aislamiento térmico y el control de la condensación. 

Es un aislamiento térmico con un excelente rendimiento en baja y media temperatura y además de fácil instalación, reduciendo al máximo los costes de mano de obra. Posee en su estructura una barrera de vapor y un buen comportamiento en cuanto a reacción al fuego.

En el mercado lo encontraremos en diferentes tamaños y diámetros, lo que nos permitirá elegir el adecuado en función del tamaño de la tubería que vayamos a forrar. Generalmente, se presentan con formato en coquilla, con forma cilíndrica y estructura concéntrica que llevan practicada una abertura para permitir su colocación sobre la tubería.

Normativa que regula el aislamiento térmico de tuberías RITE

Como ya hemos comentado anteriormente, es el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios) el que regula y exige un correcto aislamiento de las tuberías en determinadas instalaciones térmicas. Concretamente, este punto se regula en la Instrucción IT 1.2.4.2.1.1. que dice que todas las tuberías y accesorios, así como equipos, aparatos y depósitos de las instalaciones térmicas dispondrán de un aislamiento térmico cuando contengan:

 a) fluidos refrigerados con temperatura menor que la temperatura del ambiente del local por el que discurran;

b) fluidos con temperatura mayor que 40 ºC cuando estén instalados en locales no calefactados, entre los que se deben considerar pasillos, galerías, patinillos, aparcamientos, salas de máquinas, falsos techos y suelos técnicos, entendiendo excluidas las tuberías de torres de refrigeración y las tuberías de descarga de compresores frigoríficos, salvo cuando estén al alcance de las personas.

Marcado CE y la Norma UNE EN 14303

En línea con el Marcado CE en aislamiento en la edificación, éste garantiza que estos productos han sido probados de acuerdo a las normas Europeas, cumpliendo con sus directrices y regulaciones, en las que el fabricante respeta las medidas de control de seguridad y calidad y así poder comercializarlos en el mercado europeo.

Para la Lana Mineral, la norma 14303 “Productos aislantes térmicos para equipos en edificación e instalaciones industriales” define las características que deben tener y los procedimientos que deben seguirse para declarar estas características. Después de la primera publicación de la norma EN 14303 en 2009, el marcado CE según dicha norma comenzó a ser obligatoria en agosto de 2012 en los países donde se ha implementado la Directiva.

Si quieres saber más sobre tubería de acero inoxidable, haz clic en:
ISOTUBI
www.isotubi.com

Fuentes: Isotubi, RITE, Armacell

Modificado por última vez enMartes, 17 Septiembre 2019 10:49
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes