La rehabilitación energética de Recinto Modernista de Sant Pau logra la primera certificación europea LEED Neighbourdhood

Rehabilitación energética recinto modernista Sant Pau

La rehabilitación energética y recuperación del patrimonio mundial incluido en el Recinto Modernista de Sant Pau, auspiciado por la Fundación Privada del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, incluye todas aquellas medidas vinculadas a la eficiencia energética que un espacio de estas características puede llegar a reunir en base a premisas de sostenibilidad económica, generación de valor añadido e implicación en el territorio.
Ahora, tras un par de años de rodaje, esta actuación de gran complejidad llevada a cabo en la ciudad de Barcelona se convierte en el primer espacio de estas características, así como la primera rehabilitación europea, que obtiene la certificación LEED Neighbourdhood.
 
En un proyecto de este calibre - expusieron en su momento los responsables técnicos a esta periodista - existen desde un buen principio una serie de condicionantes técnicos que provocan que las instalaciones energéticas previstas deban ser estudiadas con cuidado, con el fin de integrarlas en el entorno del recinto y, al mismo tiempo, cumplir con la normativa vigente.
 
En el apartado de climatización, se busca una solución de energía considerada renovable pero que, al mismo tiempo, suponga una mínima incidencia sobre la atmósfera - con niveles de ruidos inexistentes o muy bajos -, y además que se lleve a cabo mediante una explotación racional que, a su vez, quede totalmente integrada en la filosofía del recinto modernista. Siendo estos los parámetros de partida, arguyeron sus artífices, el proyecto integró, como opción funcional, un sistema de geotermia de baja temperatura para alimentar los edificios del recinto modernista con sistemas independientes para cada edificio, con bomba de calor geotérmica e intercambiadores de temperatura respecto al subsuelo de tipo vertical. 
 
El alcance del proyecto incorporó desde los circuitos de producción hasta la generación hidráulica de agua caliente o fría. Y entre las principales prestaciones que proporciona el sistema destacan las de tipo medioambiental: no genera CO2 de forma directa, ya que no interviene ninguna combustión; supone un considerable ahorro, tanto económico como energético, dado que es el sistema de climatización que menos energía consume; no expulsa aire caliente al exterior; descarta la posibilidad de contaminación epidemiológica (legionela); se distingue por la ausencia de ruidos exteriores; exime al edificio de cualquier perturbación visual, contribuyendo a su estética; no precisa de chimeneas para la evacuación de humos y, al no depender de la temperatura exterior, el sistema resulta muy eficiente desde un punto de vista técnico y proporciona un alto rendimiento.
 

Cuatro casos a nivel mundial 

 
La certificación LEED Neighbourdhood reconoce internacionalmente los edificios y barrios que han aplicado criterios de sostenibilidad durante su construcción o rehabilitación, y engloba aspectos en materia de eficiencia energética, uso del agua, salubridad y calidad ambiental para el usuario y su entorno, así como aspectos vinculados a la sostenibilidad durante el proceso constructivo y la reutilización de materiales. En esta categoría únicamente están incluidos cuatro casos a nivel mundial y ninguno de ellos está ubicado en Europa ni es considerado patrimonio de la humanidad.
 
El proceso de rehabilitación experimentado por el Recinto Modernista de Sant Pau ha supuesto dotar a sus pabellones – construidos a principios del s. XX – de las más avanzadas tecnologías energéticas y sostenibles con el fin de habilitar espacios de trabajo que han de ser utilizados en el s. XXI y, al mismo tiempo, recuperar su valor artístico y patrimonial. Asimismo, el conjunto de medidas aplicadas han permitido minimizar el impacto ambiental del conjunto de edificios, tanto a lo largo del proceso de restauración como durante su uso. Actualmente, algunos de los pabellones que integran este recinto arquitectónico ya cuentan con la certificación LEED, es el caso del correspondiente a administración, y de los de Sant Manel y Sant Leopold. Otros, como por ejemplo el de Ntra. Sra. de la Mercè, están en trámite. 
 

Apuntes

 
El Recinto Modernista de Sant Pau, obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, constituye el conjunto modernista más importante de Europa y fue declarado Monumento Histórico-Artístico, en 1978, y Patrimonio Mundial de la UNESCO, en 1997. 
 
LEED es la certificación de edificios sostenibles más prestigiosa del mundo y está promovida por la organización U.S. Green Building Council.
 
 
 
Modificado por última vez enMartes, 18 Agosto 2015 09:18
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes