Logotipo Caloryfrio
Menu
SIBER te ayuda a evitar el Síndrome del Edificio Enfermo

SIBER te ayuda a evitar el Síndrome del Edificio Enfermo

Nos encontramos en una época del año esp...

CEPCO, con motivo de la COP27, publica un documento con las propuestas del sector para conseguir los objetivos de descarbonización 2050

CEPCO, con motivo de la COP27, publica un documento con las …

CEPCO, con motivo de la celebración de l...

HAP v6 de Carrier, la actualización del software de diseño de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado

HAP v6 de Carrier, la actualización del software de diseño d…

Para satisfacer las necesidades de los t...

Prev Next

Aislamiento acústico en paredes ¿Cómo se aísla el sonido en la edificación?

Aislamiento acústico de una paredEl ruido es un problema desafiante, complejo y en continuo crecimiento, que origina impactos en la salud, en la calidad de vida y en la productividad de un gran porcentaje de población a nivel mundial.

Este problema se percibe especialmente en el interior de los edificios, donde son cada vez mayores los niveles de calidad y confort que exigen los usuarios, siendo demandado con insistencia el contar con unas condiciones acústicas aceptables que permitan poder vivir, trabajar y descansar sin ser molestados por sonidos no deseados.

Estas condiciones mínimas de habitabilidad implican que el aislamiento acústico al ruido, tanto proveniente del interior del edificio (personas, instalaciones, etc.) cómo del exterior de este (tráfico, actividades de ocio…), cumpla unos mínimos que garanticen el confort de los usuarios.

La primera solución que podríamos dar al problema del ruido sería sin duda suprimir las fuentes, o rebajar su emisión hasta niveles tolerables. Pero esto no es siempre posible, y en la mayoría de los casos los elementos constituyentes del edificio (forjados, particiones, ventanas...) deben ser capaces de reducir la inmisión sonora que soportan sus usuarios.  

Aislamiento y absorción

Uno de los errores más frecuentes al tratar sobre acústica en edificación es el de confundir aislamiento y absorción.

Hay varios efectos posibles cuando un sonido incide sobre una partición: el sonido puede ser transmitido a la habitación contigua, reflejado y devuelto a la habitación, o absorbido por la propia partición, desapareciendo en forma de calor. Estas posibilidades se muestran en la figura:

Efectos del sonido en una partición

 

En la práctica, al hablar de absorción en una habitación no nos referimos sólo al sonido que desaparece en forma de calor, sino a todo el que no es reflejado (es decir, el absorbido más el transmitido).

Por ejemplo, materiales como la lana de roca son buenos absorbentes, pero si construyéramos un tabique sólo con fibra de vidrio la mayor parte del sonido pasaría de una habitación a la otra, porque la fibra de vidrio es porosa, deja pasar el sonido: es absorbente pero no aislante. Un muro de hormigón, por el contrario, es un buen aislante sonoro y no permite que mucho sonido pase de un lado a otro; pero refleja la práctica totalidad del sonido que le llega de una habitación hacia el interior la misma, porque es aislante pero no absorbente.

Transmisión del sonido en materiales: lana de roca o muro de hormigón

 

De esta forma, el aislamiento es el principal método de control de la transmisión del sonido entre recintos de un edificio, mientras que de la absorción depende el acondicionamiento acústico interior de un recinto.

Y la combinación de ambos efectos en los elementos constructivos ayuda a mejorar el aislamiento acústico del sistema. Por ejemplo, en una pared de placa yeso laminado, al colocar material absorbente en la cámara interior (por ejemplo, una lana mineral), mejoramos el aislamiento acústico de dicho elemento constructivo.  

Ruido aéreo y ruido de impactos

Se pueden diferenciar dos tipos de ruido según el mecanismo por el que son transmitidos. Los ruidos aéreos, como las voces o la música, aportan una energía sonora al aire, desde el cual ésta pasa a los elementos de los que se compone el edificio. Los ruidos de impactos, como las pisadas, aportan la energía directamente a la estructura del edificio y se transmiten a través de ella.

El parámetro que indica el aislamiento a ruido aéreo está definido a partir de la diferencia de niveles de presión sonora entre el recinto receptor y el emisor, de tal manera que a mayor valor de aislamiento a ruido aéreo mayor confort. Sin embargo, el parámetro que caracteriza el aislamiento a ruido de impactos está definido a partir del nivel de presión sonora de ruido de impactos que se percibe en el receptor, por lo que a mayor valor de aislamiento a ruido de impactos, dispondremos de menor confort.

En general, para satisfacer los niveles de confort, es necesario controlar y diseñar adecuadamente las soluciones constructivas en cuanto al aislamiento acústico a ruido aéreo y aislamiento a ruido de impacto.

El estudio en fase de proyecto de la problemática asociada con el ruido permite evitar problemas que a posteriori serían más costosos, tanto desde el punto de vista técnico como económico, e incluso a veces irresolubles.  

Código Técnico de la Edificación. Documento Básico de Protección frente al Ruido: CTE DB-HR

El Documento Básico de Protección frente al Ruido del Código Técnico de la Edificación (CTE DB-HR 2019) especifica parámetros objetivos, reglas y procedimientos que permiten cumplir las exigencias básicas de protección frente al ruido. Para satisfacer los valores límites, los edificios se tienen que diseñar, proyectar y construir de tal forma que los elementos constructivos que conforman sus recintos tengan unas características acústicas adecuadas para reducir la transmisión del ruido aéreo, del ruido de impactos y del ruido y vibraciones de las instalaciones propias del edificio.

Los requisitos del CTE DB-HR de aislamiento acústico se establecen entre dos recintos, terminados, in situ. Además, los equipos de proyecto han de presentar una memoria justificativa del dimensionado de todos los recintos del edificio.

Para facilitar el cumplimiento de los requisitos, el CTE DB-HR incluye herramientas de diseño de los edificios. La Opción Simplificada es una herramienta prescriptiva que proporciona soluciones de aislamiento que dan conformidad a las exigencias de aislamiento a ruido aéreo y a ruido de impactos, mientras que la Opción General contiene un procedimiento de cálculo para dimensionar el aislamiento entre recintos a partir de las prestaciones acústicas de los productos que los conforman, basado en las normas ISO 12354.

Para el buen desarrollo de un sistema constructivo para un edificio desde el punto de vista acústico, se establecen diferentes fases de trabajo:

  1. Diseño acústico de cada uno de los elementos del sistema constructivo (paredes, forjados, fachadas…) y su caracterización acústica en laboratorio.
  2. Diseño de la solución constructiva completa, del edificio, mediante cálculos predictivos y validación final a través de las mediciones de aislamiento acústico in situ.

En el aislamiento acústico entre recintos, en el edificio, influyen:

  • La transmisión directa (a través del elemento separador: medianera o forjado). Depende de las características acústicas en laboratorio del elemento, y de la geometría del recinto.
  • Las transmisiones indirectas a través del resto de elementos constructivos (fachadas, tabiques, forjado, medianera, etc.). Dependen del aislamiento acústico en laboratorio de los distintos elementos constructivos, de sus modos de unión, y de la geometría de los recintos. En este sentido, todos los elementos constructivos constituyen elementos de flanco, y hay que tener en cuenta las posibles transmisiones que se puedan generar a través de estos.

Las transmisiones indirectas pueden influir de forma importante en el aislamiento global entre recintos. Para evaluar las transmisiones indirectas, es necesario, además de disponer del aislamiento acústico en laboratorio de cada elemento y realizar un análisis del modo de unión entre ellos.

Transmisión indirecta del sonido

 

Además, existen otros motivos por los cuales el aislamiento acústico proporcionado por un sistema constructivo en un edificio se puede ver afectado, como son:

  • Ejecución o montaje no adecuado.
  • Presencia de instalaciones que pueden actuar como puentes acústicos, transmitiendo el sonido entre las hojas que componen los elementos de separación.

Los parámetros que caracterizan los elementos constructivos en laboratorio son:

  • RA: Aislamiento a ruido aéreo, asociado a paredes y forjados.
  • Ln,w: Aislamiento a ruido de impactos, asociado a forjados.

Y los que caracterizan el aislamiento in situ, entre recintos, exigido en el CTE DB HR son:

  • DnT,A: Aislamiento a ruido aéreo entre locales dispuestos en horizontal y en vertical.
  • D2mnT,Atr: Aislamiento a ruido aéreo frente al exterior.
  • nT,w: Aislamiento a ruido de impactos entre locales dispuestos en horizontal, vertical y diagonal.

 

A la hora de estimar el aislamiento frente al exterior tenemos que considerar la fachada como un elemento mixto, con distintas componentes: la parte ciega, la carpintería, el acristalamiento, aireadores (si los hubiera) y caja de persiana; además, el aislamiento conseguido variará en función de la proporción de superficie acristalada con respecto a la superficie ciega.

A continuación, se muestra una tabla que recoge los requisitos establecidos por el CTE DB-HR en cuanto a aislamiento acústico:

tabla que recoge los requisitos establecidos por el CTE DB-HR en cuanto a aislamiento acústico

 

Los requisitos establecidos por el CTE DB-HR han de cumplirse independientemente de la tipología constructiva de los edificios, por ejemplo, en edificios de construcción industrializada o en edificios de madera dichos requisitos son aplicables igualmente. Sin embargo, las tablas de la Opción Simplificada no se aplican a forjados ligeros (madera, mixtos madera-hormigón o entramado base acero). Esto no quiere decir que los forjados ligeros no cumplan las exigencias del CTE DB-HR, sino que no están recogidos en dicha opción y habría que justificar su empleo por otros medios.

No obstante, la opción simplificada puede utilizarse para justificar el cumplimiento frente al ruido exterior de sistemas de ligeros como fachadas, cubiertas y suelos en contacto con el aire exterior únicamente en edificios en los que no haya que cumplir requisitos de aislamiento acústico entre recintos interiores (ej. viviendas unifamiliares).

 
 
Modificado por última vez enViernes, 15 Octubre 2021 14:57

¿Te ha resultado útil? Compártelo

volver arriba

Solución integral para depuración y regeneración de aguas residuales: TECNOLOGÍA SYSTEM O))

El mercado de la construcción | Situación actual y retos 2023

Impermeabilización de cubiertas: sistemas, materiales y características | PODCAST

Aislamiento para tabiquería interior ONDUTHERM® WALL de Onduline ¡Más eficiente y resistente!

UPONOR Soluciones sostenibles para la edificación

DAIKIN en la vivienda sostenible: Purificación, climatización, ventilación y aerotermia

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes