Logotipo Caloryfrio
Menu
HAP v6 de Carrier, la actualización del software de diseño de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado

HAP v6 de Carrier, la actualización del software de diseño d…

Para satisfacer las necesidades de los t...

SIBER te ayuda a evitar el Síndrome del Edificio Enfermo

SIBER te ayuda a evitar el Síndrome del Edificio Enfermo

Nos encontramos en una época del año esp...

CEPCO, con motivo de la COP27, publica un documento con las propuestas del sector para conseguir los objetivos de descarbonización 2050

CEPCO, con motivo de la COP27, publica un documento con las …

CEPCO, con motivo de la celebración de l...

Prev Next

Cómo solucionar las humedades por condensación

cómo solucionar humedades por condensaciónLa condensación en el interior de las edificaciones se produce cuando el aire, que contiene vapor de agua, entra en contacto con un cuerpo más frío. Así, se generan gotas de agua que se acumulan hasta formar lo que denominamos humedades. Este tipo de problema se puede detectar fácilmente observando los espejos y cristales de ventanas: si tienen gotitas de agua o se empañan constantemente, es posible que en tu casa aparezcan humedades por condensación. Y, si no pones solución, se crearán manchas y moho en las paredes y techos.

Aunque a simple vista no le demos mucha importancia a esa pequeña mancha o sombreado que ahora «decora» nuestra pared, lo cierto es que nos encontramos ante un problema de deterioro de materiales y, además, sanitario. La razón es que las humedades pueden originar o empeorar ciertas enfermedades respiratorias, como el asma o la alergia. En este artículo hablaremos de cómo solucionar las humedades por condensación.

Una buena ventilación

La clave para arreglar el problema de este tipo de humedades es la correcta ventilación del inmueble. Así evitaremos la diferencia de temperatura y el exceso de humedad del aire interior que causan la condensación.

Tras realizar una reforma que conlleve una rehabilitación energética de cualquier tipo debemos asegurarnos de tener una buena ventilación, porque una casa hermética no dejará escapar al exterior los vapores de las llamadas habitaciones húmedas (cocina, baños, cuarto de la plancha, etc.). Por tanto, ventilar la vivienda a diario es lo más recomendable, aunque no siempre es viable. La contaminación acústica y ambiental, las corrientes de aire y las lluvias hacen que no siempre podamos recurrir a esta solución. Así que, para las viviendas que no cuentan con un diseño de ventilación adecuado, la mejor alternativa es instalar un sistema de ventilación mecánica que sustituya la humedad con un aire de calidad libre de vapor de agua.

El aislamiento térmico también importa

Las superficies frías son uno de los principales causantes de la condensación. Para evitar este contraste de temperaturas que las provoca, es necesario aislar las paredes. Esto se puede hacer de tal manera que su interior se mantenga a unos grados similares a los del ambiente de las estancias. De este modo, conseguiremos que no se formen los puntos de condensación, que suelen ser el foco del problema.

Las ventanas son otro de los puntos que generan fácilmente condensación por estar en contacto con el exterior, y también debemos aislarlas. El procedimiento más acertado es colocar doble o, en caso de necesidad, triple cristal. Con esto además disminuirán el consumo energético y las molestias por ruidos.

Para mejorar el aislamiento de tu hogar, una inversión con un rápido retorno, confía siempre en instaladores de aislamiento acreditados.

Recomendaciones para evitar condensaciones

Además de las medidas anteriores, hay acciones sencillas que podemos llevar a cabo en el día a día y que nos ayudarán a limitar la aparición de humedades por condensación.

  • Mientras cocines o uses agua caliente en el baño, mantén las ventanas abiertas para que salga el vapor.
  • Prueba a comprar deshumidificadores; son un recurso barato y eficaz cuando se concentra una cantidad de humedad no muy intensa.
  • Cuando uses ollas y cazuelas, tápalas siempre y baja el fuego cuando el agua rompa a hervir.
  • Intenta mantener durante un periodo largo de tiempo la calefacción a una temperatura moderada. Esto ayudará a calentar suavemente las posibles superficies frías que generan la condensación.
  • Siempre que sea posible seca la ropa en el exterior. Cuando lo hagas dentro de la vivienda intenta que sea en habitaciones lo más pequeñas posibles y bien ventiladas.
  • No seques la ropa usando la calefacción o los radiadores porque es una de las prácticas que más condensación provoca.
  • Además de bien ventilados, el baño y la cocina deben tener la puerta cerrada. Así evitamos que el vapor llegue al resto de la casa.
  • Asegúrate de que las salidas del aire y los conductos de ventilación no estén obstruidos y de que los muebles no estén fijados contra la pared.
Modificado por última vez enMartes, 15 Marzo 2022 11:48

¿Te ha resultado útil? Compártelo

volver arriba

Solución integral para depuración y regeneración de aguas residuales: TECNOLOGÍA SYSTEM O))

El mercado de la construcción | Situación actual y retos 2023

Impermeabilización de cubiertas: sistemas, materiales y características | PODCAST

Aislamiento para tabiquería interior ONDUTHERM® WALL de Onduline ¡Más eficiente y resistente!

UPONOR Soluciones sostenibles para la edificación

DAIKIN en la vivienda sostenible: Purificación, climatización, ventilación y aerotermia

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes