El nuevo Plan de Ahorro Energético 2011-2020 favorece la biomasa

plan-ahorro-energetico

El Ministro de Fomento, José Blanco, presenta hoy ante el Congreso el nuevo Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020, un plan que el Ministro ha definido como "un programa evaluado y concreto de medidas" con el que el Estado pretende ahorrar unos 2.300 millones de euros anuales, reducir en un 5% las importaciones de barriles de petróleo además de evitar emisiones de 36 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

El Plan de Ahorro y Eficiencia Energética incluye un centenar de medidas concretas adicionales a las aprobadas al inicio de la crisis de los países árabes, agrupadas en cuatro grandes bloques de actuación: Transporte y Movilidad, Iluminación y Consumo eléctrico, Edificación y Sensibilización ciudadana. Estas medidas concretas se suman a las medidas de caracter general que se refieren al reequilibrio modal de la red de transportes y que suponen un ahorro estimado de más de 8.600 millones de euros. En su conjunto, el gobierno prevee ahorrar hasta 2020 más de 11.749 millones de euros en energía.

En lo que afecta a la Vivienda y Edificación se contemplan nuevos criterios de eficiencia en la rehabilitación y el Código técnico de la edificación que permitirán ahorrar 1.232 millones de euros, con un recorte de 2,66 millones de toneladas de CO2.

 

Las acciones en Vivienda se materializarán a través de:

-Inversiones para el ahorro de energía en edificios públicos: establecimiento de una línea ICO de 600 millones de euros para obras de ahorro y eficiencia energética en edificios públicos.

-Ayudas al uso de la biomasa para usos térmicos en edificios: sustitución de calderas en las administraciones públicas y Plan renove de calderas de alto rendimiento energético.

En el bloque de Iluminación y Consumo eléctrico, se apuesta por la renovación de los sistemas de alumbrado público municipal por otros más eficientes. Con estas medidas de control se espera un ahorro energético del 46% anual.

El Gobierno ha aprobado otras medidas para fomentar el uso del transporte público. En el transporte ferroviario se promoverá un mayor uso de la electricidad en detrimento del diesel, así como una mayor eficiencia energética de los trenes. Los billetes de cercanias y media distancia de Renfe experimentarán una reducción media del 5%.

En carreteras, entre otras medidas, a la ya conocida reducción de la velocidad en autopistas a 110 km/h se une la concentración de los contratos de alumbrado y la racionalización de los puntos de luz, lo que reducirá hasta en un 50% del gasto energético en la señalización de carreteras. Sobre la polémica reducción de la velocidad, el Ministro Blanco ha entrado a valorar que en el poco tiempo que lleva la medida implantada, ésta "se respeta por la sociedad. Han bajado las multas y también el consumo".

En el transporte aéreo, el plan incluye el uso de rutas más directas y los 'aterrizajes verdes'.

Modificado por última vez enMartes, 12 Agosto 2014 12:23
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes