Logotipo Caloryfrio
Menu

Entrevista con Aurelio del Pino, presidente de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados

Aurelio del Pino, presidente de ACES"El consumidor es más consciente de los problemas medioambientales y premia a los supermercados que toman medidas"

Desde la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados ACES, como grandes generadoras de frío comercial, son plenamente conscientes de que unas instalaciones eficientes y no contaminantes son vitales para la rentabilidad de sus negocios. Así nos lo explica Aurelio del Pino, su presidente y profundo conocedor de la estructura y marco normativo de la distribución comercial, tras sus años de experiencia como Subdirector General de Comercio Interior. 

 

Del Pino, ha participado en multitud de cursos, congresos y seminarios como ponente y ha elaborado y dirigido numerosos informes y publicaciones sobre las distintas materias que ha tenido bajo su responsabilidad. Las empresas que conforman la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) cuentan con 3.364 establecimientos en toda España con una superficie cercana a los 3 millones de m2, representando al 27,65% del conjunto de los todos los formatos comerciales de alimentación organizada de nuestro país. 

¿Por qué las cadenas que forman parte de ACES se sumaron al proyecto europeo SuperSmart?

ACES es una asociación de empresas pioneras en el ámbito de la eficiencia y la mejora energética. Ambos compromisos, en el uso de los recursos, son una parte fundamental. Nuestros asociados tienen implementados sistemas para mejorar y reducir consumos energéticos de las instalaciones y procesos logísticos. Desde ACES colaboramos en diversos proyectos como este en beneficio suyo y para que puedan tener y optar a una información interesante y necesaria.

Identificaron los aspectos del Proyecto SUPERSMART, que cumplían con los objetivos del sector como son la formación especializada a las cadenas sobre procesos y construcción sostenibles y la ecoetiqueta que reconocería los esfuerzos realizados por los supermercados.

Los supermercados cada vez ofrecen productos más frescos, lo que supone más refrigeración. ¿Es compatible tener cada vez más sistemas de refrigeración, pero consumir menos energía? 

Cada vez la oferta de frescos es mayor debido a una exigencia del consumidor. La forma de mejorar esa oferta sin perder rentabilidad es incorporar elementos eficientes a la cadena de valor de los productos.
En el transporte y distribución de alimentos frescos existe una serie de condicionantes operativos y legales, por seguridad alimentaria y medioambientales, que obligan a tener en cuenta muchos factores. Uno de los primeros es la eficacia de los equipos y la seguridad en el mantenimiento, ya que la cadena de frío está sujeta a la calidad de la climatización. 

En segundo lugar, y teniendo en cuenta los altos costes de explotación de las instalaciones del frío, la eficiencia energética es primordial para intentar reducirlos.

Más allá de esto es muy importante que la consecución de estos objetivos esté acompañada de garantías de sostenibilidad. La reglamentación en materia de gases refrigerantes y ecodiseño es un buen ejemplo, y debería estar en consonancia el desarrollo tecnológico en las instalaciones de frío.

¿De qué forma les han afectado a las grandes cadenas normativas como la F-GAS?

Pensamos que el calendario que se fijó fue demasiado ajustado y, además, el Impuesto sobre Gases Fluorados en España hizo más difícil su aplicación y fue muy preocupante desde el punto de vista económico.

El reglamento tuvo un gran impacto en las empresas del sector del frío y también en las empresas usuarias. En este sentido trabajamos de forma coordinada con el sector, colaboración que fue determinante y por la cual se realizaron diferentes estudios y análisis de viabilidad de las distintas soluciones que se planteaban, lo que nos ayudó a racionalizar la implementación en nuestro país en algún caso.

La normativa lo que hace es acelerar procesos que las empresas ya tienen en cuenta. Ahora bien, la legislación lo que puede hacer es, bien apoyar el proceso, o bien distorsionarlo si no está bien enfocada. 

¿Qué acciones han implementado los supermercados de su asociación para mejorar su eficiencia energética?

Los costes de explotación de las instalaciones de frío alimentario suponen más del 50 por ciento del consumo energético en las tiendas y este porcentaje es mayor en los almacenes. Además del frío alimentario, el otro 50 por ciento del gasto en energía se divide entre la climatización (que calculamos en torno al 20%) y la iluminación. En definitiva, las tres cuartas partes del coste energético de la estructura operativa de las tiendas y de los almacenes se dirige al mantenimiento de los equipos de frío.

Además de esto, estamos observando una gran influencia de lo que llamamos la parte dinámica del sector, es decir, la evolución del mercado. Las empresas de supermercados están dirigiendo su oferta hacia alimentos frescos y refrigerados, lo que les aporta diferenciación y competitividad. En este sentido, el frío es cada vez más importante en las salas de ventas. 

El sector de la alimentación es sensible a las propuestas de valor de los fabricantes de sistemas de frío. Hay interesantes proyectos de colaboración con las empresas que responden a las exigencias de adaptación rápida a los cambios y alineación con sus objetivos.
Como objetivo global las empresas llevan tiempo trabajando en incorporar las últimas innovaciones tecnológicas orientadas a mejorar su eficiencia energética y reducir el impacto medioambiental de su actividad. Como por ejemplo, reducción del consumo energético con medidas en las instalaciones de frío, en iluminación y en climatización, distintas certificaciones de productos alimentarios y no alimentarios y de procesos, certificaciones de construcción sostenible, gestión eficiente de los residuos, etc.

¿Qué puede contarme sobre la ecoetiqueta europea? ¿Cuándo podremos verla en sus supermercados?

Las certificaciones ambientales, como este ecoetiquetado son siempre bienvenidas. Aunque respaldan decisiones costosas, y a veces con un periodo largo de implementación, con ellas se da visibilidad a este asunto, y además el mensaje llega al consumidor lo que lo hace todavía más importante, ya que forma parte de sus demandas.

¿Está el consumidor más sensibilizado con las acciones de ahorro y de sostenibilidad en los supermercados? ¿Notan cierta “presión” por parte del consumidor?

El consumidor es cada vez más consciente de los problemas medioambientales y premia a los supermercados que toman medidas en este sentido. Cuestiones como la instalación de puertas, cortinas o ventanas en los expositores refrigerados son cada vez mejor comprendidas y valoradas.

En la cesta de la compra ganan protagonismo opciones más saludables, productos frescos, variedades premium, y gamas eco/bio. Además, crece en el consumidor el interés sobre certificaciones, origen de productos, etiquetado, así como aspectos sociales como impacto medioambiental de nuestra actividad o desperdicio alimentario. Por su parte, la orientación estratégica de las empresas va a pivotar cada vez más sobre tres ejes: surtido y experiencia de compra, sostenibilidad e innovación tecnológica.

Para responder adecuadamente a las nuevas demandas, económicas y sociales, el sector y nuestras empresas en particular, promovemos la generación de un proceso global en el que se produzca una colaboración intensa entre supermercados y resto de eslabones de la cadena alimentaria, en un marco normativo desarrollado con criterio y sensibilidad hacia todas las partes implicadas por parte de las instituciones públicas.

El sector de la distribución organizada tiene en su ADN la búsqueda de soluciones eficaces y creemos fervientemente en la autorregulación, ya sea ante demandas realizadas desde el consumidor o desde el inicio de la cadena alimentaria. No hemos necesitado ninguna ley para ser pioneros en introducir criterios de calidad, sostenibilidad, comercio justo o bienestar animal. El marco y criterios de evaluación con nuestros proveedores han sido consecuencia de nuestra proactividad, convirtiendo además estos parámetros en estándares internacionales donde no llega la regulación, ni la capacidad de control de los Estados.

Para saber más sobre ACES, haz clic en: www.asociacionsupermercados.com
 

Modificado por última vez enMiércoles, 17 Julio 2019 12:50
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes