Entrevista a Rafael Ferradáns, Director General ACV España: “A finales de año, presentaremos un nuevo sistema de transferencia térmica que se irá aplicando a las diferentes gamas de producto como interacumuladores y calderas”

Rafael Ferradáns, Director General ACVLa compañía ACV España se fundó en el año 1980 como filial de ACV International, empresa belga que inició su actividad en el año 1922 en el desarrollo, producción y comercialización de soluciones tecnológicas para la producción de agua caliente sanitaria y calefacción.


En la actualidad, ACV ocupa una posición de liderazgo a nivel internacional como empresa líder en el diseño y fabricación de sistemas de producción de agua caliente con una oferta fiable en soluciones de calefacción y agua caliente sanitaria de alto rendimiento, económica y respetuosa con el medio ambiente.
Rafael Ferradáns es desde el año 2012 el Director General de ACV España y con él hemos hablado sobre la evolución de la compañía en los últimos años, sobre la situación actual del sector y sobre la posición y objetivos de ACV para los próximos años.

Después de más 6 años al frente de la compañía ¿qué balance puede hacer de su trayectoria? ¿Cómo ha sido la evolución de ACV en estos años?

Mi primera misión al frente de la compañía fue afrontar la durísima crisis por la que pasamos en los tres primeros años. Tuvimos que sanear y estabilizar la compañía a fin de garantizar su viabilidad. Una vez que hemos vuelto a los resultados positivos, ahora estamos inmersos en un relanzamiento de la compañía. La verdad es que los resultados obtenidos son muy positivos: crecimiento espectacular de ventas, mejora muy notable de la rentabilidad e incremento de la visibilidad e implantación de ACV, especialmente en el sector terciario. Todo esto ha sido posible gracias a un equipo humano muy joven, profesionalmente capaz y muy motivado e identificado con el proyecto de ofrecer al mercado lo que consideramos las mejores soluciones en la producción de agua caliente.

Sigo insistiendo que en un país como España, con el grado de insolación que tenemos, el desarrollo de la energía solar (tanto térmica como fotovoltaica) es un vector clave para el desarrollo futuro de nuestro sector. 

La Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor (Fegeca) dio a conocer el pasado viernes en su sede de Madrid el ‘Informe de Mercado 2017’, que analiza la situación actual del sector de la calefacción en España. Este estudio señala una clara tendencia hacia sistemas individuales de calefacción y producción de agua caliente sanitaria con tecnologías más eficientes como la condensación. ¿Qué nos puede añadir acerca de estos datos?

El informe de Fegeca traslada a la opinión pública la realidad de un sector en crecimiento y transformación. El crecimiento se ha hecho notar en todos los segmentos que componen nuestro sector, tanto en emisores, como en calderas murales o de pie, energía solar térmica, calentadores y termostatos.

El informe de Fegeca que mencionas se hace eco de la transformación tecnológica que se ha producido en el mercado en los últimos dos años. Ahora, prácticamente la totalidad de las calderas domésticas de ACS y calefacción que se venden cada año en España son de condensación. Ello es bueno para el usuario por el gran ahorro que supone, una buena noticia para el país, ya que contribuye a reducir nuestra dependencia energética, y desde luego un paso positivo en la lucha contra los efectos del cambio climático, por la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Este cambio a la tecnología de la condensación en las calderas, todavía tiene recorrido que realizar en el ámbito de la caldera de pie.

Otra muy buena noticia contenida en el informe de mercado de Fegeca es el gran crecimiento experimentado por la energía solar térmica (+19%). Sigo insistiendo que en un país como España, con el grado de insolación que tenemos, el desarrollo de la energía solar (tanto térmica como fotovoltaica) es un vector clave para el desarrollo futuro de nuestro sector.

¿Está garantizado el crecimiento de los sectores de las calderas y del agua caliente sanitaria con el mercado de la reposición y las cifras actuales de obra nueva o cree necesario algún impulso al mercado de la rehabilitación por parte de las administraciones?

Bueno, nada está garantizado en la vida. Pero creo que nuestro país ha entrado en la línea de los países desarrollados, en lo que a construcción se refiere. Ahora, el 90% de la obra que se realiza está orientada a la rehabilitación de lo existente más que a la nueva construcción. Una parte importante del parque de calderas existente en España sigue siendo viejo e ineficiente y cada año se van sustituyendo por calderas de última generación. El proceso de sustitución de calderas se acelerará en la medida en que mejore el entorno económico y la gente se anime a cambiar sus aparatos por alternativas más eficientes. En cualquier caso creemos que un compromiso firme y decidido por parte de la administración para la sustitución de equipos ayudaría a aumentar la velocidad de recambio.

La entrada en vigor en los últimos años de diversas Directivas Europeas como la de Ecodiseño o la Directiva de Eficiencia Energética en Edificios ha obligado a los fabricantes a realizar importantes inversiones en I+D y diversos cambios en sus tecnologías e incluso en sus procesos de producción. ¿Cómo ha sido esta adaptación en ACV?

Como actor global que somos, en ACV hemos ido evolucionando con el mercado, y no solo porque la legislación vigente nos lo pida. Hemos realizado un esfuerzo económico y humano muy importante en la instalación de una nueva planta de fabricación totalmente automatizada para nuestros acumuladores en Eslovaquia, en el diseño y ejecución de nuestras nuevas oficinas centrales en Dworp (Bélgica), que incluye un laboratorio de I+D que está considerado como uno de los mejores de Europa, y la puesta al día de nuestra planta de fabricación de calderas de Seneffe (Bélgica).

Todos estos cambios han ido acompañados de la incorporación de profesionales muy jóvenes que darán proyección a futuro a esta empresa, que dentro de poco cumplirá cien años.

Hace muchos años que las renovables forman parte del catálogo de productos de ACV España y son de hecho un objetivo estratégico.

¿Cuáles son las últimas novedades tecnológicas presentadas por ACV para el mercado residencial?

Como decía los cambios en el área de I+D han propiciado un relanzamiento en nuevos productos y sistemas. A finales de este año, presentaremos en Europa un nuevo sistema de transferencia térmica que se irá aplicando a las diferentes gamas de producto como interacumuladores y calderas. En este momento lo estamos lanzando en el mercado residencial de Estados Unidos y en septiembre lo lanzaremos en Europa.

¿Y para el sector terciario?

Este sistema, que estoy dando en primicia a Caloryfrio.com, se aplica también al sector terciario. Va a ser una revolución en el sector. Las ventajas del sistema aplicables al sector terciario son mayor rendimiento (+30%), menor ocupación de espacio, mayor presión de trabajo, más fácil acceso para las tareas de inspección, limpieza y mantenimiento. Creo que el lanzamiento de esta tecnología va a suponer un gran salto para nosotros y, desde luego una gran noticia para el sector.

 Nuestros sistemas de producción de ACS demuestran sus virtudes allí donde la satisfacción de la demanda de agua caliente es importante y crítica.

ACV también trabaja para el sector de las renovables por un lado, con la línea de productos de solar térmica Drain Back y por otro, aportando soluciones para instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria a través de interacumuladores que funcionan como unidades centrales. ¿Es el sector de las renovables unos de sus mercados estratégicos con el auge en los últimos años de sistemas como la aerotermia? 

Hace muchos años que las renovables forman parte del catálogo de productos de ACV España y son de hecho un objetivo estratégico. Nosotros fuimos pioneros en la introducción en España de la energía solar térmica y seguimos apostando fuerte por esta fuente de energía. Nuestra apuesta decidida desde hace unos años por los sistemas de autovaciado (Drain Back), tanto para sus aplicaciones domésticas como terciarias, ha demostrado ser correcta y hemos obtenido éxitos muy notables en este aspecto. Todas las opciones de renovables tienen su encaje en función de la tipología de obra y la aerotermia es una alternativa. Es el proyectista el que tiene que decidir cuál es la mejor opción técnico/económica en función del proyecto a desarrollar. Sin embargo, nosotros creemos que en España deberíamos aprovechar al máximo una fuente de energía gratuita y abundante en nuestro país como es el sol. 

¿Qué posición ocupa en la estrategia de ACV el sector hotelero, en un momento como el actual en el que prácticamente todas las cadenas hoteleras están inmersas en procesos de optimización de la eficiencia energética de sus instalaciones?

Todos aquellos sectores en los que el agua caliente es fundamental son estratégicos para nosotros. Nuestros sistemas de producción de ACS demuestran sus virtudes allí donde la satisfacción de la demanda de agua caliente es importante y crítica. El sector hotelero es uno de esos sectores. Como sabéis, ACV es miembro activo del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) la rama de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) que se ocupa del asesoramiento técnico al sector hotelero. De la mano del ITH hemos participado en jornadas sobre eficiencia energética para hoteles, pero también hemos hecho presentaciones conjuntas con otras empresas orientadas a exponer a los propietarios de los hoteles y cadenas hoteleras las ventajas que suponen los productos ACV: Ahorro energético, reducción de ocupación de espacio (-80%), durabilidad, menor riesgo sanitario.

¿Y cuáles diría que son sus puntos fuertes con respecto a sus competidores?

Nuestra apuesta decidida por los sistemas semi instantáneos de producción de ACS nos permiten ofrecer a nuestros clientes la satisfacción de la demanda de ACS con grandes ahorros energéticos, gran reducción de espacio de instalaciones y simplificación de las mismas, durabilidad y menor riesgo sanitario. Los clientes lo saben y lo aprecian y ahí es donde reside la clave del crecimiento de la empresa.

ACV participa frecuentemente en jornadas técnicas, congresos… y a nivel de formación de los profesionales instaladores ¿realizan cursos de formación?

Nosotros realizamos una labor muy intensa de formación a todos los niveles. Hemos impartido cursos de formación en colaboración con ATECYR, diversos colegios de ingenieros y fundaciones o universidades. Pero además disponemos de un área de formación en nuestra sede de Mataró por el que pasan todos los años instaladores, servicios de asistencia e ingenieros para ver in situ el funcionamiento de nuestros equipos.

¿Nos podría adelantar cuáles serán sus principales objetivos en los próximos años?

Queremos seguir en esta senda de relanzamiento de la empresa, aumentado su visibilidad y mejorando nuestra presencia en el mercado, tanto de forma cuantitativa como cualitativa. La formación de nuestros colaboradores (externos o internos) va a ser una parte importante de nuestro desarrollo.

¿Le gustaría añadir algo más?

Simplemente agradeceros la oportunidad que me habéis brindado de hablar de la situación de ACV en España y mandarle un saludo muy cordial a todas las empresas, organizaciones y colaboradores que nos ayudan a ser cada día mejores.
 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes