CALORYFRIO os desea Feliz Navidad 2018

El informe de Fegeca señala a la condensación como la gran tecnología de calefacción en España

caldera condensaciónLa Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor (Fegeca) dio a conocer el pasado viernes en su sede de Madrid el ‘Informe de Mercado 2017’, que analiza la situación actual del sector de la calefacción en España y recoge los principales datos de los diferentes mercados representados en Fegeca.

La presentación del informe corrió a cargo del presidente de la asociación, Vicente Gallardo, acompañado por la Secretaria General, Sonia Pomar. En líneas generales, el estudio señala una clara tendencia hacia sistemas individuales de calefacción y producción de agua caliente sanitaria con tecnologías más eficientes, entre las que destaca la tecnología de condensación; de hecho, un elevado porcentaje de las más de 50.000 nuevas viviendas construidas el pasado año en nuestro país fueron equipadas con calderas de condensación.

Los datos también indican un crecimiento generalizado en las ventas en todos los sectores, en el que un alto porcentaje de las mismas se han producido en la sustitución de equipos antiguos por otros más eficientes, señal inequívoca de que el sector se recupera poco a poco después de unos años difíciles.

Uno de los mercados analizados por Fegeca en el citado estudio es el de los emisores, en el que se incluyen los radiadores y los sistemas de climatización por suelo radiante. El informe refleja un aumento del 5,38% en las ventas de radiadores en España con más de 891.000 unidades vendidas en 2017, tanto en obra nueva como en reposición, especialmente los segmentos de aluminio, cuarto de baño y paneles de chapa de acero.

En el caso del suelo radiante, tecnología presente en Fegeca desde el año 2016 con la incorporación de nuevos socios procedentes de este mercado, el porcentaje de los metros cuadrados calefactados con este sistema ha aumentado, según el informe, en más de un 50% respecto al año anterior. Se trata de una tecnología innovadora que destaca por su versatilidad, mejora de rendimiento y nulo impacto ambiental, que poco a poco se va haciendo un hueco en España.

Más de 280.000 calderas vendidas

El mercado de las calderas también arroja resultados muy positivos. El informe señala que el número de calderas murales el pasado año se ha incrementado un 6,76%, con más de 281.000 unidades vendidas en todo el país.

Por otro lado, se observa una tendencia creciente en calderas de pie del 1,83% -tanto a gas como a gasóleo-, principalmente las de potencias superiores a 70 kW, con más de 31.500 unidades vendidas, una cifra en la que también están incluidas las calderas de biomasa vendidas en 2017.

Tanto en un segmento como en otro, el estudio destaca la consolidación de las calderas de condensación como la primera opción a la hora de elegir un generador para instalaciones individuales. En opinión del presidente de Fegeca, “esta tendencia a la condensación va a continuar en los próximos años hasta alcanzar el 100% del parque de calderas”.

Desde que en septiembre de 2015 entrara en vigor el Reglamento de Diseño Ecológico (ErP) que obliga a los fabricantes a introducir en el mercado equipos más eficientes, “España ha sido el país de la UE que ha hecho esta transición de forma más rápida, algo que ha sido posible porque los principales agentes del mercado siempre han estado convencidos de los beneficios de la condensación”, explicó Gallardo.

El presidente de la asociación señaló que el parque de reposición de calderas es tan grande, “que cualquier actuación que se haga para impulsarlo será decisiva en la consecución de los objetivos de reducción de emisiones y ahorro energético de la UE”. Desde Fegeca “estamos haciendo una labor de difusión muy importante, trabajando intensamente con las diferentes administraciones para potenciar el mercado de la reposición”, añadió.

En estos momentos, manifestó Vicente Gallardo, “estamos en una situación estable, donde el parque de viviendas de obra nueva está creciendo de forma más sostenida, con un parque de reposición en calderas, sobre todo de gas, enorme, que será lo que tire del mercado en los próximos años”. Asimismo, “hemos observado un incremento en la tasa de calderas individuales, consecuencia lógica del parque de reposición”añadió.

Mejora del rendimiento, máximo ahorro

Según los datos aportados por los socios de Fegeca, los metros cuadrados de paneles solares térmicos instalados en 2017 presentan un aumento del 19%. Una tasa de crecimiento muy significativa que, en opinión de Vicente Gallardo, “se ha debido, sobre todo, al auge de la construcción, aunque también se han detectado muchas instalaciones en reformas”.

La energía solar térmica es una tecnología renovable capaz de aprovechar el sol, un recurso abundante, autóctono, gratuito y disponible en el mismo punto de consumo. Su uso ayuda a reducir las emisiones y el consumo de energía primaria. Además, la combinación de sistemas solares térmicos con caldera de condensación y calentadores de gas, ofrece elevados ahorros y mejora del rendimiento.

Los calentadores de gas son la principal opción para la producción de agua caliente en el ámbito doméstico. Sus ventas aumentaron un 4% el pasado año, con 409.000 unidades vendidas, especialmente los calentadores estancos, que crecieron un 11% respecto al año anterior. Una de sus ventajas es que se pueden integrar con sistemas solares térmicos y adaptarse a todas las demandas y necesidades. Además, su alta eficiencia reduce considerablemente los costes de mantenimiento, agua y gas.

Finalmente, en el caso de los termostatos on/off y modulantes específicos para calefacción, sus ventas han subido en tan solo un año casi un 45%. Este tipo de aparatos se han convertido en un elemento indispensable en los sistemas de calefacción, ya que además de optimizar el rendimiento de los generadores, reducen considerablemente la energía consumida.

Apuesta por la eficiencia

Hacer un uso más inteligente y sostenible de la calefacción y la refrigeración es uno de los objetivos que persigue la Comisión Europea. Para conseguirlo, una de las medidas prioritarias debe ser la renovación del parque de aparatos de calefacción y producción de agua caliente sanitaria en todos los Estados miembro.

Según datos de Fegeca, el 65% de los más de 120 millones de calderas instaladas en la Unión Europea son antiguas e ineficientes, lo que implica que se malgaste una gran parte de la energía generada y se mantengan elevadas las emisiones de CO2.

De hecho, la tasa de reposición de calderas en la UE es muy baja, ya que supone alrededor de un 4% al año. Mejorar estas cifras es posible, lo que contribuiría a alcanzar los objetivos climáticos y de descarbonización fijados por la UE.


 

Modificado por última vez enLunes, 19 Febrero 2018 12:10
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes