Industria reconsidera su propuesta del ‘impuesto al sol’ y modifica el Real Decreto de Autoconsumo

Instalación de energía solar en la azotea de un edificioTras un primer borrador del Real Decreto de Autoconsumo propuesto por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo que suscitó numerosas críticas desde diferentes ámbitos por suponer un nuevo cargo que desincentivaría el uso de baterías y sistemas de autoabastecimiento de energía por parte de autoabastecedores o autoconsumidores de electricidad, el ministerio liderado por José Manuel Soria ha decidido ‘aligerar’ la carga sobre este tipo de consumidores.

Entre las asociaciones y organismos críticos a ese borrador se encontraba la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), que recomendaba la opción de que aquellos consumidores poseedores de equipos de autoconsumo o que tuvieran intención de adquirirlos tuvieran que hacer frente a unos pagos menores de las primas a las renovables que el resto de usuarios. Es decir, que esos pagos no acaben teniendo un efecto desincentivador en la puesta en marcha de ese tipo de instalaciones. Para lograr este objetivo, la propuesta de la CNMC sugirió que dichos cargos terminen asociándose exclusivamente a las cuotas fijas, liberándoles del pago de los costos que dependen directamente del consumo.

Apoyo a las instalaciones residenciales


Atendiendo a reclamaciones en esta línea, el nuevo borrador del Real Decreto de Autoconsumo que ha entrado en el Consejo de Estado determina que quedarán fuera del conocido como ‘impuesto al sol’ las instalaciones menores de 10 kW de potencia. Estas instalaciones son las que se suelen utilizar para el mercado residencial, que finalmente evitarían pagar por cada kWh que el autoconsumidor se genere con sus propias instalaciones y quedarían exentas de la contribución al mantenimiento del sistema eléctrico.

Otra de las novedades del nuevo borrador del Real Decreto de Autoconsumo es la bajada en los costes de tramitación de este tipo de instalaciones ya les que excluiría el pago de los estudios de acceso y conexión a la red que sirven para determinar su viabilidad, aunque sólo en aquellos casos que incluyan en la instalación un dispositivo que impida el vertido de los excedentes energéticos a la red. En cifras concretas, supondrán un ahorro en torno a los 1.000 euros por instalación, validando las tesis que han venido manteniendo en los últimos años el sector fotovoltaico, que afirma que no son necesarios en instalaciones pequeñas, especialmente en núcleos urbanos.

Por tanto, el último borrador presentado por Industria obligará a los autoconsumidores al pago de una cantidad fija que será estimada en función de la potencia del sistema de autoconsumo. A esa cantidad fija habrá que añadirle, en aquellas instalaciones que superen los 10 kW, otra variable por cada kWh que se generen para sí mismos. Las menores a esa cantidad quedarán exentas de su pago.

Islas y ciudades autónomas beneficiadas


El borrador contempla una interesante ventaja para aquellas instalaciones de autoconsumo que se generen en las islas Canarias, en Ibiza, Formentera, Ceuta y Melilla. Estas ventajas consisten en que dichas instalaciones pagarán exclusivamente la parte correspondiente a la energía que autogeneren, sin tener en cuenta su tamaño. También en Mallorca y Menorca tendrán incentivos, que en este caso supondrá un pago menor al que se deberá hacer en la Península durante toda su vida útil.

El nuevo borrador también contempla la eliminación de la polémica claúsula que impedía a los autoconsumidores contratar el suministro de energía desde la red a la tarifa regulada por el propio Gobierno. Otra gran diferencia con la anterior propuesta de Industria reside en la extensión del propio borrador, mucho más detallado en esta ocasión y que pasa de 32 páginas a 53, un aumento significativo que permite detallar de un modo más minucioso partes claves del mismo, como es el caso de las condiciones del autoconsumo que hacen las cogeneraciones en función de la configuración de las plantas industriales, adquiriendo mayor relevancia el vehículo eléctrico.

En definitiva, el nuevo borrador se acerca un poco más a las recomendaciones de la Comisión Europea, que el pasado 15 de julio señaló que “los consumidores deben ser libres de generar y consumir su propia energía en condiciones justas para ahorrar dinero, ayudar al medio ambiente y asegurar la seguridad del suministro”.
 

Modificado por última vez enMartes, 18 Agosto 2015 09:39
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes