Logotipo Caloryfrio
Menu

Cambio Climático: el futuro está en juego

Mikel Iturbe, ingeniero ambiental y redactor de Caloryfrio.comLa opinión de Mikel Iturbe, ingeniero ambiental y redactor técnico de Caloryfrio.com

El día 15 de marzo, jóvenes de más de 1000 ciudades de todo el mundo salieron a la calle para pedir a los gobiernos medidas más eficaces contra el Cambio Climático. Las nuevas generaciones asisten con impotencia a la degradación de un planeta que ellos heredarán enfermo, y también a un sistema impasible que sigue produciendo sin tener realmente en cuenta el impacto ambiental que ello conlleva. Océanos llenos de plástico, tierras desérticas y una atmósfera contaminada; ese va a ser el legado de las generaciones que han prosperado sin poner en práctica la sostenibilidad. Pero hay razones para ser optimistas: la transición hacia la sostenibilidad está ocurriendo en muchos campos de la industria, y la toma de conciencia social es cada vez más fuerte. La pregunta es: ¿está ocurriendo al ritmo que debería?

La ONU exige medidas drásticas

El grupo de expertos de la ONU en materia de cambio climático (también conocido como IPCC) ha presentado un informe en el que se informa de que, de seguir con el ritmo actual de emisiones, entre 2030 y 2052 la Tierra habrá aumentado su temperatura 1,5ºC. Y para final de siglo el aumento sería de 3ºC, siempre con respecto a los niveles preindustriales, acelerando el cambio climático y con él sus devastadoras consecuencias.

Tal y como apuntan los expertos, para evitar este aumento desmedido son necesarios cambios “rápidos, profundos y sin precedentes”. Todos estos cambios pasan por dejar de lado los combustibles fósiles y evitar la emisión a la atmósfera de los gases de efecto invernadero. El IPCC asegura que, para conseguir mantener el incremento de la temperatura del planeta por debajo de 1,5ºC, entre el año 2040 y el 2055 las emisiones de CO2 deben reducirse a cero. Si no se consigue, habrá más impactos en "la salud, los medios de subsistencia, la seguridad alimentaria, el abastecimiento de agua, la seguridad y el crecimiento económico", y la gente expuesta a estas consecuencias aumentará en “varios cientos de millones” para el año 2050.

Protestas alrededor del mundo

Jornada protestas cambio climático

El 15 de marzo de 2019 quedó claro los que más preocupados están por el futuro del planeta son quienes tienen por delante muchos años de vida en él. Centenares de miles de jóvenes han unido sus voces a la de Greta Thunberg, y han tomado las calles.

Greta Thunberg: la voz de una generación

Greta Thunberg se define a sí misma en su cuenta de Twitter como una activista climática. Cada viernes desde agosto del 2018, Greta se ha plantado delante del parlamento sueco con una pancarta en la que se puede leer: huelga estudiantil por el clima. Su movimiento ha ido poco a poco ganando fama y respaldo por parte de las asociaciones ecologistas, hasta convertirse en un referente para estudiantes de todo el mundo. Tal es la magnitud de su lucha que ha sido propuesta incluso para el Premio Novel de la Paz por algunos políticos noruegos, y ha dado discursos delante de los líderes mundiales en el Foro económico de Davos o en la Cumbre de Katowice. A pesar de que rechaza convertirse en un icono, ella y su lucha son aclamados allí donde van.

Los estudiantes contra el Cambio Climático

Londres, Ciudad del Cabo, Madrid, Hong Kong, Seúl, Sidney… El movimiento, ya denominado FridaysForFuture, estuvo presente en 1800 ciudades de todo el mundo. Estudiantes de todos los continentes pidieron más conciencia ambiental a los líderes políticos, recordándoles que sólo hay un planeta, y que el futuro de las próximas generaciones se está decidiendo en estas décadas. En París, emblemática ciudad, ya que es la que acogió el Acuerdo sobre el Cambio Climático cuyo cumplimiento peligra, acogió además el sábado una manifestación por el clima abierta a jóvenes y adultos.

El tiempo apremia

No es demasiado tarde, pero el momento en el que sí lo sea comienza a estar peligrosamente cerca. Las voces conjuntas de las generaciones venideras han de ser escuchadas por todos los habitantes del planeta. La inocencia de sus miradas, no contaminada aún por ambiciones económicas, les está permitiendo ver con claridad el verdadero problema global al que se enfrenta la humanidad. Es responsabilidad de todos tomar conciencia ambiental, respetar las leyes ambientales y cambiar todo lo que esté en nuestra mano para asegurar nuestro futuro y el de nuestros hijos y nietos.

Modificado por última vez enJueves, 19 Septiembre 2019 11:17
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes