La Comisión Europea presenta la nueva propuesta de Directiva de Energías Renovables

energias-limpias

La Comisión Europea presentó el pasado miércoles la nueva propuesta de Directiva de Energías Renovables, un paquete de medidas sobre energía bajo el título – Energía limpia para todos los europeos - donde se plasman tres objetivos principales para los próximos años: priorizar la eficiencia energética, lograr el liderazgo en el ámbito de las energías renovables y un escenario más justo para los consumidores.

El nuevo documento, reconoce a los consumidores como actores activos y centrales en los mercados energéticos del futuro y por ello, se considera que deben poder optar a la mejor opción de suministro, acceso a herramientas fiables de comparación de precios energéticos y a la posibilidad de producir y vender su propia electricidad, punto este último en clara contradicción con el decreto de autoconsumo eléctrico aprobado por el gobierno español en octubre de 2015.

Autoconsumo eléctrico

En relación a este tema, el texto recoge que "los consumidores o comunidades de consumidores tendrán derecho a producir, almacenar o vender su propia electricidad, pudiendo beneficiarse de la caída de costes de los paneles solares para los tejados y otras unidades de generación de pequeña escala para ayudarles a reducir las facturas de la luz". También se defiende el autoconsumo compartido entre hogares, edificios e industrias.

Así, esta nueva propuesta entra en franca contradicción con la reglamentación del autoconsumo en España que no permite el autoconsumo compartido, no permite que los consumidores que se autoabastecen viertan su excedente eléctrico a la red y en consecuencia no se permite que los autoconsumidores se beneficien económicamente de aquellas situaciones en las que la electricidad consumida sea inferior a la electricidad producida, supuesto que ya se aplica en otros países europeos donde las instalaciones pueden compensar en balance neto la energía vertida y la adquirida de la red y además vender a la red sus excedentes al precio de compra. En algunos casos como en Alemania, Croacia y Dinamarca, incluso se paga una prima por la electricidad vertida a la red.

Eficiencia energética

Las propuestas legislativas de “Energía limpia para todos los europeos” abarcan la eficiencia energética, las energías renovables, el diseño del mercado de la electricidad y la seguridad del suministro de electricidad entre otras.

La UE no sólo debe adaptarse a la transición energética sino que, debe liderarla. Por este motivo, asume el compromiso de reducir las emisiones de CO2 en al menos el 40% para el año 2030, modernizar la economía de la Unión y contribuir al crecimiento y al empleo de todos los ciudadanos europeos.

Para garantizar que los consumidores y las empresas europeos estén plenamente equipados para esta transición, la Comisión está lanzando nuevas e innovadoras medidas de eficiencia energética centradas en:

  • Establecer el marco para mejorar la eficiencia energética en general
  • Mejorar la eficiencia energética de los edificios
  • Mejorar el rendimiento energético de los productos (Ecodiseño) e informar a los consumidores (etiquetado energético)
  • Financiamiento para la eficiencia energética con la propuesta de smart finance para edificios inteligentes.

La revisión de la legislación sobre eficiencia energética prevé que el ahorro de energía pueda impulsar el crecimiento de la economía de la UE, las inversiones y la creación de empleo estableciendo un objetivo vinculante para la Unión de al menos el 30% para el año 2030.

A este respecto, Miguel Arias Cañete, Comisario de Acción Climática y Energía, ha declarado que "Nuestras propuestas proporcionan un fuerte impulso al mercado para las nuevas tecnologías, establecen las condiciones adecuadas para los inversores, empoderan a los consumidores, hacen que los mercados energéticos funcionen mejor y nos ayuden a cumplir nuestros objetivos climáticos. Estoy particularmente orgulloso del objetivo vinculante del 30% de eficiencia energética, ya que reducirá nuestra dependencia de las importaciones de energía, creará empleos y reducirá aún más las emisiones. Europa está al borde de la revolución de la energía limpia. Y como hicimos en París, con estas propuestas, la Comisión ha abierto el camino a un sistema energético más competitivo, moderno y limpio”.

La CE estima que cuando se apliquen las medidas establecidas en la nueva Directiva en los Estados miembros, algunas medidas propuestas tendrán efectos inmediatos y tangibles como la reducción de la dependencia de las importaciones de energía, el impulso de las economías locales, el aumento de la competitividad y la creación de empleo “verde”.

En el ámbito de la rehabilitación de edificios, se deberán crear las condiciones adecuadas de mercado para aumentar la tasa y el nivel de renovación de los edificios. También se garantizará un marco estable con una perspectiva a largo plazo y una visión hacia la descarbonización de los edificios lo que deberá conducir a una transformación del parque residencial de la Unión Europea.

Además, las medidas de diseño ecológico garantizan que sólo se puedan vender aparatos eficientes desde el punto de vista energético. El sistema de etiquetado energético de la UE garantiza que los consumidores estén informados a la hora de tomar la decisión de compra de aparatos de energía, estimando en un promedio de 500 euros anuales por hogar, el ahorro conseguido por la utilización de aparatos energéticamente eficientes.

Las medidas de diseño ecológico garantizan que sólo se pueden vender en el mercado de la UE aparatos eficientes desde el punto de vista energético. El sistema de etiquetado energético de la UE garantiza que los consumidores puedan tomar decisiones informadas al comprar aparatos de energía ya que, se estima que los consumidores que utilizan sólo productos eficientes energéticamente en sus hogares, podrían ahorrar un promedio de 500 euros anuales por hogar para 2020.

Liderazgo en energías renovables

La transformación de los mercados mundiales de energía está en curso. Según la Agencia Internacional de Energía, la energía renovable superó al carbón como fuente principal de capacidad de energía en 2015. En 2030, la mitad de la generación de electricidad de la UE vendrá de fuentes renovables y para 2050 nuestra electricidad debe ser completamente libre de carbono.

Las energías renovables jugarán un papel importante en la transición a un sistema de energía limpia. Europa se ha fijado como objetivo que al menos un 27% de la energía consumida proceda de fuentes renovables a través de transportes sin emisiones de carbono, sistemas de climatización más limpios, electricidad de origen renovable y consumidores con poder de decisión.

Europa ha encabezado los esfuerzos mundiales para luchar contra el cambio climático y ha liderado esfuerzos mundiales con un compromiso de reducir las emisiones en al menos 40% en 2030. El sector de las energías renovables europeo empleó a más de un millón de personas (sólo el empleo en el sector eólico ha aumentado cinco veces en la UE de 2005 a 2013, con un total de 320.000 empleos asociados en 2014).

El crecimiento en las energías renovables está impulsado por las tecnologías más innovadoras que generan un considerable ahorro de gases de efecto invernadero. Las proyecciones del mercado mundial para soluciones de energías renovables en línea con los objetivos de descarbonización a largo plazo se han estimado en unos 6.800 millones de euros para el período 2014-2035, con un alto potencial de crecimiento, especialmente fuera de Europa.

La Directiva sobre Energías Renovables, junto con las propuestas sobre el nuevo diseño y buen gobierno del mercado de la electricidad, establecerá un marco regulador que conduzca a la certeza de los inversores y permita unas condiciones de igualdad para todas las tecnologías sin poner en peligro nuestros objetivos climáticos y energéticos.

Decepción en la Fundación Renovables

Tras conocerse la propuesta de la nueva Directiva europea las primeras reacciones no se han hecho esperar. En concreto, la Fundación Renovables - un conglomerado de profesionales de larga trayectoria en el sector de ciudadanos, investigadores, activistas, profesionales de la energía, políticos y consumidores – ha lamentado la pérdida de oportunidad que, a su parecer, representa la nueva propuesta de Directiva de Renovables.

El objetivo vinculante para 2030 de un mínimo del 27% de energías renovables respecto al consumo final de energía – según dicta el comunicado de la Fundación - es a todas luces insuficiente y pone en duda la operatividad de la norma al considerar que no se garantiza su cumplimiento al no ser vinculantes sus objetivos por los estados miembros, lo que impedirá un esfuerzo predecible para cada uno.

La propuesta se queda corta también en autoconsumo. Si bien la propuesta de Directiva regula a nivel comunitario el autoconsumo y las comunidades de energía renovables, limita el vertido a red a 10 MWh anuales en el sector doméstico y a los 500 MWh anuales para las empresas, y además establece un límite de potencia instalada de 18MW con independencia de la naturaleza de las mismas. La propuesta tampoco contempla mecanismos de apoyo adaptados a pequeños proyectos desarrollados individualmente lo que limita también el necesario empoderamiento de los consumidores.

La Fundación añade como puntos débiles de la nueva Directiva:

  • Normas comunes para los esquemas de apoyo a las renovables y especialmente para los mecanismos de subasta.
  • Una apuesta decidida por el vehículo eléctrico a partir de fuentes de energía renovables.
  • Referenciar la gestión de la demanda de energía como pilar básico para la incorporación de las renovables.
  • Un paquete de actuaciones transitorio hasta 2020 para asegurar el cumplimiento de los Estados Miembros.
  • Un trato adecuado del tema del empleo vinculado a las energías renovables, un elemento capital donde miles de puestos de trabajo están en juego.
  • Mención a la contribución de las renovables a la erradicación de la pobreza energética que afectó a casi 54 millones de europeos (casi el 11%de la población) en 2012.

Con todo ello, queda la duda sobre el verdadero liderazgo de la Unión Europea en el sector renovable poniendo en riesgo los problemas medioambientales de la próxima década.

Como aspecto positivo y esperado en España, el importante revés a las políticas desarrolladas por el gobierno español en la anterior legislatura.
 

Modificado por última vez enMartes, 13 Diciembre 2016 13:04
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes