Nuevo Reglamento Europeo sobre Gases Fluorados de Efecto Invernadero

gases-efecto-invernaderoLa existencia de un consenso científico a nivel internacional para limitar el aumento de la temperatura del planeta, fruto de los informes publicados por el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), ha obligado al Consejo Europeo a adoptar medidas excepcionales en cuanto a la emisión de Gases Fluorados Efecto Invernadero (GFEI).

Para cumplir con el objetivo expuesto, el Consejo Europeo insta a la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero en la Unión Europea en un 80-95% de aquí a 2050, respecto a los niveles de 1990. La Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica de la UE muestra que, para alcanzar este objetivo al coste más bajo posible, debe recurrirse a todos los sectores y gases de efecto invernadero, incluidos los gases fluorados de efecto invernadero, cuyo potencial de calentamiento puede ser de hasta 23.000 veces mayor que el dióxido de carbono (CO2).

La Comisión Europea publicó oficialmente a finales del año 2012, el contenido de la Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los gases fluorados de efecto invernadero.

Este nuevo Reglamento supondrá la sustitución del vigente Reglamento 842/2006, para contribuir de esa manera a cumplir con los objetivos de la Unión Europea sobre el cambio climático y a la eliminación gradual del uso de los gases fluorados de efecto invernadero (GFEI), por su elevado impacto medioambiental.

La importancia de este Reglamento y su trascendencia para el futuro del sector de la climatización ha movilizado a todas las asociaciones europeas que, como primera medida, han emitido documentos de posicionamiento en los que se recogen comentarios y sugerencias al texto de la citada propuesta y a sus posteriores modificaciones, así como las inquietudes que el mismo ha despertado en los distintos sectores afectados. AFEC, ha participado, a nivel europeo en su calidad de socio de alguna de esas asociaciones.

Asimismo, y, a nivel nacional, la Asociación ha estado presente en diversas reuniones, especialmente, con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y ha transmitido el posicionamiento de la industria europea y los posibles problemas que deberán afrontar los fabricantes españoles, como consecuencia de la futura aplicación del Reglamento, insistiendo especialmente en aspectos tales como la eficiencia energética como objetivo fundamental, la neutralidad de la legislación respecto de las tecnologías y la demanda de un esfuerzo proporcional para todos los estados miembros.

Finalmente, y después de mucho tiempo y muchas deliberaciones en los distintos estamentos del Parlamento Europeo, se ha llegado a un consenso y se ha publicado el texto del Reglamento que, casi con toda seguridad, será el definitivo, y cuyos aspectos más relevantes destacamos a continuación:

Objeto de la nueva propuesta

• Proteger el medio ambiente, mediante la reducción de las emisiones de gases fluorados de efecto invernadero.
• Establecer normas sobre contención, uso, recuperación y destrucción de gases fluorados de efecto invernadero.
• Establecer condiciones a la comercialización de productos y aparatos específicos que contengan gases fluorados de efecto invernadero o dependan de ellos.
• Establecer condiciones a usos específicos de gases fluorados de efecto invernadero.
• Fijar límites cuantitativos para la comercialización de hidrofluorocarburos (HFC).

Prevención de las emisiones

Estará prohibida la liberación intencionada de GFEI a la atmósfera, cuando no sea técnicamente necesario.
Los operadores de aparatos que contengan GFEI deberán adoptar todas las medidas técnica y económicamente viables para minimizar las fugas.

Control de Fugas

Los operadores de aparatos que contengan GFEI en cantidades equivalentes a 5 toneladas de CO2 o más no incluidos en espumas, velarán por que dichos equipos sean objeto de control de fugas.
Los aparatos, sellados herméticamente que contengan GFEI con un PCA en cantidades inferiores a 10 toneladas equivalentes de CO2, no estarán sujetos a control de fugas, siempre y cuando lleven etiquetas que indiquen que están sellados herméticamente.

Hasta el 31 de marzo de 2016, no estarán sujetos a control de fugas los aparatos que contengan menos de 3 kg de GFEI o los aparatos sellados herméticamente que estén etiquetados en consecuencia y contengan menos de 6 kg de GFEI.

Formación y Certificación

Los Estados miembros establecerán o adaptarán programas de certificación que incluyan procesos de evaluación y velarán por que se ofrezca formación a las personas que desempeñen tareas de instalación, revisión, mantenimiento, control de fugas, recuperación de GFEI, reparación o desmontaje de aparatos fijos de aire acondicionado, bombas de calor fijas, aparatos fijos de refrigeración, etc.

Dichos programas de formación deberán referirse a reglamentación y normas técnicas aplicables, prevención de las emisiones, recuperación de los GFEI, manipulación segura de los aparatos del tipo y tamaño correspondientes al certificado y tecnologías para sustituir o reducir el uso de GFEI y la manera de manipularlos sin peligro.

Control de Uso

A partir del 1 de enero de 2020 quedará prohibido el uso de GFEI con un PCA igual o superior a 2500, para revisión o mantenimiento de aparatos de refrigeración con un tamaño de carga 40 toneladas equivalentes de CO2 o más. (GFEI vírgenes).

Hasta el 1 de enero de 2030, para el uso especificado en el apartado anterior, y también con un PCA igual o superior a 2.500, se permitirá el uso de:

• Los GFEI regenerados, siempre que hayan sido adecuadamente etiquetados.
• Los GFEI reciclados, siempre que los gases se hayan recuperado de los mismos aparatos objeto de revisión o      mantenimiento y sean utilizados por o para la empresa que haya realizado la recuperación.

Restricciones de la comercialización

Prohibiciones de Comercialización de Productos y Aparatos que contengan HFC o cuyo funcionamiento dependa de ellos, relativos al sector de la climatización y de la refrigeración:

•A partir de 1 de enero de 2020:
Aparatos fijos de refrigeración que contengan HFC, o cuyo funcionamiento dependa de ellos, con un PCA igual o superior a 2.500, excepto los aparatos diseñados para aplicaciones destinadas a refrigerar productos a temperaturas inferiores a -50ºC.

•A partir del 1 de enero de 2020:
Sistemas de aire acondicionado móviles (sistemas sellados herméticamente que el usuario final puede mover de una habitación a otra) que contengan gases fluorados con un PCA igual o superior a 150.

•A partir de 1 de enero de 2022:
Sistemas centralizados de refrigeración múltiples, para uso comercial, con una capacidad igual o superior a 40 kW, que contengan gases fluorados de efecto invernadero, o cuyo funcionamiento dependa de ellos, con un PCA igual o superior a 150, excepto en los circuitos refrigerantes primarios de los sistemas en cascada, en que pueden emplearse gases fluorados de efecto invernadero con un PCA inferior a 1500.

•A partir de 1 de enero de 2025:
Sistemas partidos de aire acondicionado con una sola unidad interior que contengan menos de 3 kg. de gases fluorados o cuyo funcionamiento dependa de ellos, con un PCA igual o superior a 750.
Previa solicitud motivada de una autoridad competente de un Estado miembro, la Comisión podrá autorizar de modo excepcional, y mediante actos de ejecución, exenciones temporales de cuatro años para permitir la comercialización de algunos de los productos y aparatos enumerados anteriormente, en caso de que se haya demostrado que:

• Para una aplicación determinada, no se dispone de alternativas o no se puede recurrir a ellas por motivos técnicos o  de seguridad.
• Su uso genera costes desproporcionados.
• A efectos de instalación, revisión, mantenimiento, reparación o desmontaje de los aparatos fijos de aire  acondicionado, bombas de calor fijas, aparatos fijos de refrigeración, etc., los GFEI solo podrán venderse a empresas  que dispongan de los certificados correspondientes.
• Los aparatos que no estén herméticamente cerrados y que estén cargados con hidrofluorocarburos comercializados,  solo podrán venderse al usuario final cuando se disponga de pruebas de que la instalación se realizará por una empresa  certificada.

Reducción de la cantidad de HFC comercializados

Se establece una reducción gradual, calculada en base a la aplicación de los porcentajes que figuran en la siguiente tabla, a la media anual de la cantidad total comercializada en la Unión durante el periodo comprendido entre 2009 y 2012:

AÑOS

Porcentaje para calcular la cantidad máxima y las cuotas para la comercialización  

2015

100%

2016-17

93%

2018-20

63%

2021-23

45%

2024-26

31%

2027-29

24%

2030

    21%

 

La fecha prevista de aplicación para el nuevo reglamento sobre gases fluorados efecto invernadero, es el 1 de enero de 2015.

Más información:

http://www.afec.es/es/directivas/pro_2012_643_es.pdf

 
Modificado por última vez enMiércoles, 23 Noviembre 2016 13:48
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes