Refrigeración eficiente con unidades y compresores de tornillo de la serie GEA Grasso M

Gea GrassoLa presión en costes y competitividad para las empresas continúa creciendo en casi todos los sectores donde es necesaria la refrigeración, tanto industrial como aire acondicionado. Los sistemas de refrigeración eficientes son fundamentales para que la producción y el almacenamiento resulten económicos, seguros y sostenibles. 

Hace tiempo que ha cambiado el enfoque de los departamentos de compras e inversión, cuyo objetivo es la modernización o la nueva construcción de sistemas de refrigeración, para abarcar mucho más que solo los bajos costes de inversión. Por lo general, el coste total de propiedad (TCO) durante toda la vida útil de una instalación se ha vuelto decisivo. Se debe prestar especial atención a los costes energéticos a carga total y parcial, puesto que normalmente son mucho mayores que los costes de inversión cuando se observan durante la vida útil de servicio. Los costes del ciclo de vida se ajustan reduciendo los costes operativos, de servicio y repuestos mediante la optimización de componentes tales como compresores de tornillo, accionamiento de velocidad variable, separadores de aceite y unidades de control.

Lema de diseño: Redefina su coste total de propiedad

Los fabricantes de máquinas como GEA han reaccionado a las necesidades del mercado y han desarrollado modelos nuevos y rediseñados en el ámbito de la refrigeración industrial y el aire acondicionado: La serie GEA Grasso M (tipos H, L, M y N) de unidades de compresor de tornillo se revisaron completamente desde el enfoque “Redefina su coste total de propiedad” de 2015.

Los usuarios pueden disfrutar de una tecnología de compresor optimizada de gran disponibilidad a costes considerablemente más bajos debido, entre otros factores, a la notable mejora en la eficiencia energética y funcional tanto en carga total como parcial y a la reducción de la complejidad de las piezas y, como resultado, a la reducción del esfuerzo necesario para el mantenimiento y el uso. Es posible añadir variadores de frecuencia a las unidades, y los nuevos motores con un rango más alto de velocidad, de hasta 4.500 rpm aumentan las capacidades máximas hasta en un 35 % (máx. 879 kW, amoniaco [R717], -10/+35 °C). Las unidades compresoras se han rediseñado para reducir su tamaño aún más, lo que ayuda al trabajo de modernización de las instalaciones en premisas ya existentes.

Ampliación de modelos: Cuatro niveles de potencia más pequeños para la serie GEA Grasso M

Recientemente, GEA ha completado esta familia de compresores con cuatro niveles de potencia menores (modelos C, D, E, G) basados en un nuevo diseño de la serie GEA Grasso M para compresores de tornillo y unidades compresoras. El rango de rendimiento de estos compresores de tornillo empieza ahora en una capacidad de 231 m³/h a 2.940 rpm, en vez de la anterior capacidad de 471 m³/h a 2.940 rpm. La gama alta de esta serie está en 870 m³/h a 2.940 rpm y en 1.332 m³/h a 4.500 rpm respectivamente para el modelo N. Los departamentos de compra e inversión disponen ahora de opciones adicionales si desean implementar conceptos de sistemas de refrigeración personalizados pero con costes eficientes donde se necesitan capacidades frigoríficas bajas y medias. Las soluciones de unidad de la serie GEA Grasso M reducen claramente el TCO durante todo el ciclo de vida del sistema en comparación con los compresores de tornillo convencionales.

Compresor de tornillo de la serie GEA Grasso M

Los ocho compresores de tornillo de la serie GEA Grasso M ofrecen diversas innovaciones técnicas y características especiales que tienen un efecto positivo en los costes totales de funcionamiento del sistema frigorífico. El primero de ellos es su excelente eficiencia energética a carga total o parcial.

Los ingenieros de GEA se han asegurado de ello gracias a una gama de velocidad variable de 1.000 a 6.000 rpm (modelos C, D, E y G) y de 1.000 a 4.500 rpm (modelos H, L, M y N) respectivamente, así como a la integración de muchas otras prestaciones. Una corredera que ajusta la capacidad de una manera suave entre el 10 y el 100 % y, con la misma suavidad, ajusta la relación de volumen interno (Vi) en un ratio ampliado, lo que implica automáticamente un funcionamiento de sistema energéticamente optimizado, incluso con fluctuaciones de las temperaturas de evaporación y condensación. Los compresores de tornillo de la serie GEA Grasso M también son los primeros compresores industriales con válvula de retención activada mediante presión de gas, que minimiza la costosa pérdida de presión en el lado de aspiración.

Menor mantenimiento, menores costes

El mantenimiento y el desgaste también aumentan los costes de funcionamiento del sistema. Un sistema de refrigeración que funcione de forma económica no debe fallar. La eficiencia se garantiza de forma decisiva mediante una larga vida útil y los costes esfuerzos de mantenimiento y piezas de recambio posibles.

GEA ha aplicado estas necesidades de sistema al rediseñar la serie GEA Grasso M: Se ha reducido la complejidad de los compresores de tornillo, por ejemplo, mediante la integración de una conexión de aceite central para evitar el uso de una bomba de aceite para la mayoría de los casos.

Los rodamientos axiales y los cierres mecánicos están diseñados para permitir su sustitución sin necesidad de sacar el motor cuando sea necesario realizar el mantenimiento in situ. La integración simple y rápida en una unidad compresora se asegura gracias al filtro de aspiración compacto y a la campana del acoplamiento adaptable con fácil acceso a dicho acoplamiento. La protección de oscilación de gas para pequeños rangos de salida y el pistón de balance para el rodamiento axial, entre otros, garantizan mayor seguridad de funcionamiento y mayor vida útil.

Los compresores de tornillo de la serie GEA Grasso M también destacan por su montaje compacto y sus componentes fabricados para ahorrar espacio: El modelo más pequeño de tipo C pesa 392 kg y mide solo 852 mm de largo, 660 mm de ancho y 660 mm de alto (incluida la protección del acoplamiento).

Compresor tornillo GeaUnidades compresoras de tornillo de la serie M de GEA Grasso

Además de los ocho compresores de tornillo, la serie GEA Grasso M también contiene ocho unidades compresoras de tornillo de una etapa suministrados, instalados y cableados para que estén listos para conectarlos como soluciones completas plug & play. Los componentes incluyen un compresor de tornillo de la serie GEA Grasso M, un motor de accionamiento y gestión de aceite con separador, enfriador y filtro, así como el control GEA Omni™, con sensores y dispositivos de seguridad para cada uno de ellos. La capacidad frigorífica de los distintos modelos cubre un rango de 140 a 879 kW (R717, −10/+35 °C).

Importante reducción de los costes de vida útil

Al igual que los compresores de tornillo, las unidades compresoras de la serie GEA Grasso M destacan por reducir los costes de operación. Al optimizar el rendimiento y el diseño de la planta, permiten ahorrar notablemente en el consumo de energía y en los costes de servicio, mantenimiento y componentes.

Potenciales de ahorro

El equipo de ingenieros de GEA ha tenido en cuenta todos los potenciales de ahorro al rediseñar sus unidades compresoras: La potencia de accionamiento necesaria se ha reducido de tres a cinco por ciento en comparación con los modelos anteriores. Los motores de velocidad variable opcionales tienen un rango de velocidad de 1.000 a 4.500 rpm. El ahorro de energía con eficiencia mejorada es posible incluso en las zonas de carga parcial más bajas gracias al ajuste gradual de las revoluciones con un variador de frecuencia, combinado con el control automático de la Vi.

El circuito de aceite eficiente con control de presión automática y filtros, y riesgo de fugas minimizado para reducir el consumo de aceite es otro componente de ahorro de costes de las unidades GEA Grasso M. Su separador de aceite horizontal de 3 niveles con indicador de nivel, calentamiento de aceite y etapa de microseparación solo necesita un pequeño volumen de aceite y minimiza el arrastre en descarga a 5 ppm como máximo. Los costes se reducen más aún porque las unidades compresoras de tornillo normalmente no necesitan bomba de aceite (a menos que funcionen a presiones diferenciales muy bajas), lo que ahorra energía eléctrica adicional, mantenimiento y piezas de repuesto a tiempo que aumenta la disponibilidad. El funcionamiento de economizador opcional puede aumentar la eficiencia en aplicaciones con altas diferencias de temperatura y presión con refrigeración intermedia.

Control Gea OmniControl del sistema optimizado con GEA Omni™

Un proceso de sistema económicamente eficiente, seguro y enfocado a la demanda necesita algo más que componentes de última tecnología: también deben funcionar de manera óptima. GEA Omni™ dota a las unidades compresoras de tornillo de un sistema de regulación y control abierto líder en el sector para asegurar un funcionamiento de planta estable y eficiente energéticamente y alta disponibilidad. Integra y coordina todos los componentes del sistema necesarios, asegura una puesta en marcha sencilla y una gestión del sistema eficiente. La interfaz operativa es una pantalla a color de alta resolución HD de 15,6" HD (1.366 x 768 píxeles) para ofrecer un funcionamiento sencillo e intuitivo que incluye gestos con un dedo y con varios. Los programas GEA OmniLink™ y GEA OmniHistorian™ integrados permiten un acceso remoto rápido con visualización y análisis de todo el historial de datos registrados. La comunicación del sistema se puede configurar mediante Modbus/TCP y Ethernet, así como mediante Profibus DP o Profinet de forma opcional.

Mayores intervalos de mantenimiento, alta disponibilidad del sistema

Al igual que los compresores de tornillo, las unidades de la serie GEA Grasso M destacan por su gran fiabilidad y baja necesidad de mantenimiento, lo que contribuye positivamente a la eficiencia de costes de funcionamiento de las mismas. Todos los componentes importantes, como motores embridados, ejes de transmisión, rodamientos, juntas, circuitos de aceite y tubería están diseñados para soportar el máximo estrés y trabajar de forma fiable también en condiciones de funcionamiento permanente. Esto asegura la disponibilidad de la planta gracias a los largos intervalos de mantenimiento. Todas las partes son fácilmente accesibles para las tareas de mantenimiento y normalmente se pueden reemplazar in situ. Las unidades están construidas de forma muy compacta y necesitan muy poco espacio: incluso el modelo más grande del tipo N mide tan solo 2.300 mm de largo, 1.250 mm de ancho y 1.950 mm de alto en su configuración estándar, con un peso de 1.550 kg (motor de accionamiento no incluido).

Numerosas opciones de componentes

Para el uso preciso de las unidades, la gama GEA Grasso M ofrece distintas opciones de componentes, como armarios de control con cuadros de arranque y variadores de frecuencia, diseños para zonas de trabajo con componentes químicos protegidos ante las explosiones o certificaciones y clasificación de acuerdo con todas las disposiciones habituales.

Conclusión: La serie M de GEA Grasso – Soluciones precisas para sistemas de refrigeración de alto rendimiento

Los departamentos de compras e inversión consideran que la serie GEA Grasso M es una elección atractiva para actualizar las plantas de refrigeración industrial o aire acondicionado o para planificar otras nuevas gracias a sus bajos costes operativos y de mantenimiento minimizados. La gama se ha ampliado a ocho modelos para ofrecer soluciones adecuadas a los distintos tipos de aplicaciones y rendimientos.

Gráfico Datos Técnicos Gea Grasso

Más información:

GEA engineering for a better world

www.gea.com

 

Modificado por última vez enViernes, 20 Abril 2018 10:00
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes