CALORYFRIO os desea Feliz Navidad 2018

Casa Margot-Muñoz: una vivienda de consumo de energía casi cero (NZEB)

Vivienda NZEB CabrilsEl proyecto de vivienda unifamiliar Casa Margot-Muñoz, ubicado en la población de Cabrils (Barcelona), ha sido desarrollado teniendo en cuenta los criterios establecidos por el protocolo de Edificios de Energía Casi Nula (EECN) o Nearly Zero Energy Buildings (NZEB).

El consenso entre arquitectos, ingenieros e instaladores en lo referente a todos aquellos aspectos a tener en cuenta, así como la buena disponibilidad de la propiedad a nivel de requerimientos en materia de eficiencia energética han sido claves a la hora de llevar a cabo un proyecto de esta naturaleza.

Dos de los artífices de que ello haya sido posible han sido Marc Reverté, manager de Sinophos Group, y Marc Folch, arquitecto y co-fundador de Calderón-Folch Studio, quienes nos han expuesto los entresijos de esta vivienda caracterizada por su sostenibilidad.

Desde un buen principio, en este proyecto el objetivo ha sido contar con una vivienda de unas características muy determinadas a nivel energético y ello se ha traducido a la práctica en la integración de una serie de productos, soluciones y sistemas.

En lo referente a instalaciones, en cuanto a producción de calor y ACS, se ha apostado por un sistema basado en aerotermia que permite contar con ambos suministros.

El sistema de calefacción que se ha desplegado en el conjunto de la casa ha sido el de suelo radiante con el objeto de cubrir las necesidades de confort, pero la elección también se ha debido a su comportamiento que, como argumentan estos expertos, “se distingue por el alto rendimiento a baja temperatura de impulsión de agua por los diferentes circuitos”.

Por otro lado, la ventilación mecánica ha sido solucionada mediante un sistema de intercambio de calor que actúa a modo de pulmón de las instalaciones, y que permite obtener un confort interior basado en la renovación constante del aire de la vivienda con un nivel de conservación de frío o calor interior cercano al 97%, con lo cual las pérdidas son mínimas.

Este sistema de ventilación mecánica se ve reforzado por unas baterías de post tratamiento del aire intercambiado que se ha implementado con el fin de añadir un apoyo en verano, añadiendo una potencia de frío porque, tal y como señalan ambos profesionales, “aunque los cálculos de cargas térmicas arrojaban un valor asequible para estas baterías en verano, decidimos reforzarlas con dos unidades de fancoils de agua para las épocas más duras de calor. Estos fancoils aprovechan el sistema aerotérmico, así como la capacidad de generar frío por parte de la bomba de calor en verano.

Ello ha implicado un coste añadido, pero hemos considerado oportuno – junto con la propiedad – dotar a la vivienda de esta funcionalidad, a pesar de que su uso – insistimos - esté limitado a unas semanas en verano”.

Control de motorizaciones

La vivienda está dotada, además, de un sistema KNX aplicado al control energético que cuenta con funciones tales como: control de motorizaciones a través de lamas en las fachadas más insoladas; sistema de medición de la radiación solar en fachada; gestión de la apertura o cierre automático del sistema de persianas de lamas en función de la radiación solar que reciban las estancias más insoladas y la época del año en que se esté, y una solución que posibilita la interacción de este control con el sistema de climatización y calefacción del edificio.

En esencia, como apuntan estos especialistas, este sistema de control “permitirá que las persianas de lamas jueguen un papel determinante en la temperatura interior de la vivienda. La solución gestionará la incidencia solar en las habitaciones, abriendo o cerrando las lamas automáticamente, en función de la hora del día y de la estación del año, incidiendo directamente en la climatización del espacio”.

Aún y así, se le ha brindado a la propiedad la capacidad de activar o desactivar el sistema automático de gestión de monitorizaciones cuando lo considere oportuno.

Eficiencia energética: conocimientos y experiencia

En este proyecto, en concreto, han sido los distintos equipos de profesionales los que han contado con la libertad de sugerir los productos, soluciones y sistemas más adecuados para cada instalación dentro del edificio.

En prácticamente un 90% de las ocasiones en que ha sido preciso determinar el tipo de equipamiento al que se debía recurrir, la propiedad ha admitido sus recomendaciones en aras de lograr un espacio donde habitar sostenible “tanto desde un punto de vista energético como desde una perspectiva de confort”.

Igual que en tantos otros proyectos que acaban siendo una realidad, en este caso, entre la redacción del documento de base y el comienzo de la obra ha sido preciso variar algún aspecto. En esta ocasión, destacan ambos expertos, cabe destacar que “el sistema de gestión KNX fue una aportación que llegó desde el equipo humano de ingeniería una vez iniciado el proceso de trabajo”.

Tanto Marc Reverté como Marc Folch argumentan que para emprender este tipo de propuestas es preciso estar inmerso en el ámbito de la eficiencia energética y, además, contar con años de experiencia en el sector. Aun y así, sostienen que cada vez que surge la ocasión es “un orgullo emprender un reto que se adapta a nuestro enfoque profesional y que, por tanto, nos permite construir edificios cada vez más eficientes y sostenibles en cuanto a, sobre todo, aquellos consumos que son generados por sus propios usuarios”.
 

Modificado por última vez enMiércoles, 07 Marzo 2018 10:44
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes