Nuevas líneas de ayudas para proyectos de ahorro y eficiencia energética en rehabilitación

Edificio-en-rehabilitación

El Comité de Seguimiento y Control del Fondo Nacional de Eficiencia Energética ha aprobado  la ampliación del presupuesto de las líneas de ayudas del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Las nuevas líneas de ayudas se dirigirán a promover la mejora de la eficiencia energética en todo el ciclo del agua, por un lado, y en los sistemas ferroviarios, por otro, a las que se suma una tercera línea, iniciada en 2015, para la rehabilitación energética de edificios, dotada con 82 millones de euros.
En total, el Fondo pondrá a disposición de los promotores de proyectos de ahorro y eficiencia energética 207 millones de euros adicionales, en forma de ayudas o préstamos.
 
La dotación de estos programas proviene del Fondo Nacional de Eficiencia Energética y de los Presupuestos Generales del Estado 2015, y pueden, además, ser cofinanciados con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014- 2020. Los programas financiados con cargo a las dotaciones correspondientes a 2014 y 2015 permitirán generar ahorros equivalentes a 320 ktep/año (3.720 GWh/año), lo que supone un ahorro equivalente al consumo anual de cerca de 400.000 familias.
 
El elevado número de solicitudes de ayudas recibido ha llevado a incrementar el presupuesto, poniendo de manifiesto la necesidad de dar continuidad a este modelo de promoción del ahorro y la eficiencia energética.
 

Alumbrado exterior, industria y transporte

 
La nueva línea de ayudas también contempla la ampliación del presupuesto de subvenciones vigentes tanto en alumbrado exterior como en industria, principalmente en PYME.
 
La línea de ayudas para alumbrado exterior municipal, dotada inicialmente con 36 millones de euros, se amplía con otros 29 millones de euros. La línea concede préstamos a un tipo de interés del 0,0% para proyectos de renovación de instalaciones de alumbrado exterior municipal (con un mínimo de 300.000 euros y un máximo de 4 millones) que permitan reducir el consumo energético al menos un 30%, alcanzar una calificación energética A o B, regular los niveles de iluminación y adecuar las instalaciones a los criterios de eficiencia energética del Reglamento de Eficiencia Energética en Instalaciones de Alumbrado Exterior.
 
Con respecto a la industria, el sector contará con una ampliación de otros 66 millones de euros adicionales al presupuesto inicial de 49 millones. Esta línea promueve la realización de actuaciones que reduzcan el consumo de energía final y las emisiones de dióxido de carbono, mediante la ejecución de proyectos de ahorro y eficiencia energética en el sector industrial (tanto mejora de tecnología en equipos y procesos como en implantación de sistemas de gestión energética), cubriendo hasta el 30% del coste elegible.
 
El transporte, dotado con 8 millones de euros, se mantiene sin embargo  en vigor sin incrementar el presupuesto. Tiene por objetivo incentivar la realización de planes de transporte sostenibles al trabajo, mejorar la gestión de flotas de transporte por carretera y la realización de cursos de conducción eficiente a profesionales (mínimo 200 alumnos).
 

Ciclo del agua y sistemas ferroviarios

 
En cuanto al proceso del agua, la nueva línea aprobada, con un presupuesto de 12 millones de euros, tendrá por objetivo la reducción del consumo de energía en el proceso del ciclo del agua, con especial atención a la desalación.
 
También se contempla, con un presupuesto de 13 millones de euros, que tendrá por objetivo la mejora de la eficiencia energética en el sector ferroviario mediante actuaciones de recuperación de energía en la frenada de trenes, mejora de la eficiencia energética en los edificios de las estaciones, alumbrado exterior de túneles, galerías, andenes y aparcamientos, introducción de tecnologías más eficientes energéticamente en señalización y balizamiento, etc. Los beneficiarios podrán ser empresas públicas o privadas propietarias de infraestructura, instalaciones y material móvil ferroviario, incluyendo también el ferrocarril metropolitano.
 

Sector edificación

 
El actual programa denominado PAREER-CRECE pretende, con una dotación de 200 millones de euros, actuar en cualquier tipología de edificios, mejorando la eficiencia energética de las fachadas o las instalaciones de calefacción y de iluminación, así como la sustitución de energía convencional por solar térmica, biomasa, aerotermia, hidrotermia o geotermia en las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria.
 
Las actuaciones de rehabilitación energética pueden ir desde los 30.000 a los 4 millones de euros. Esta línea, que es la única que contempla tanto aportaciones dinerarias como préstamos, es compatible con las ayudas para rehabilitación de viviendas que concede el Ministerio de Fomento a través de las Comunidades Autónomas.
 
Todas las tipologías y beneficiarios tendrán derecho a recibir una ayuda  dineraria sin contraprestación que va del 20-30% base, mejorable por aspectos de criterio social (edificios de viviendas de protección pública o situados en áreas de regeneración  y renovación urbanas), especial mejora de la eficiencia energética o la combinación de varias tipologías) complementada con un préstamo reembolsable al Euribor + 0%, que cubra la parte no cubierta por la ayuda hasta el 90% del coste elegible.
 
Se considerará como elemento imprescindible la mejora de la calificación energética total del edificio en, al menos, una letra medida en la escala de emisiones de dióxido de carbono (kg CO2/m2 año), con respecto a la calificación energética inicial del edificio. En ese sentido, cabe recordar que una vivienda eficiente que cuente con la categoría más alta de eficiencia energética (A) consume hasta un 90% menos de energía que una que esté catalogada con el nivel más bajo. Una de clase B en torno al 70%; y la clase C, un 35%.
 
Además, el Comité de Seguimiento y Control del Fondo ha decidido aprobar una nueva línea para la rehabilitación energética de edificios, dotada con 82 millones de euros, que irá dirigida, principalmente a actuaciones integrales en edificios propiedad de empresas arrendatarias, explotadoras o de servicios energéticos, de edificios o de parques de edificios de viviendas o de otro uso, que puedan no tener cabida en el actual Programa PAREER-CRECE
 

Rebajas en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)

 
Además de las ayudas al Programa PAREER-CRECE, y tal y como se ha sabido hoy a través de diversos medios, los ciudadanos podrán beneficiarse de una rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles, a partir del 1 de enero de 2016,  al conseguir una mejor calificación energética para su vivienda.
 
El Ministerio de Hacienda plantea que los ayuntamientos puedan aprobar descuentos adicionales de hasta el 20% a las viviendas y oficinas más eficientes a través de una enmienda introducida a última hora en el Senado en la tramitación de la Ley de Presupuestos del Estado para 2016.  En ella se propone modificar la ley de 2004 de Haciendas Locales para permitir a los ayuntamientos rebajar el IBI "hasta un 20% a los inmuebles urbanos con certificado de eficiencia energética tipo A".
 
Esta rebaja irá disminuyendo conforme lo haga la calificación del inmueble. De esta forma, será de hasta un 16% en el caso de los que cuenten con certificado B, de hasta el 12% para los inmuebles de tipo C, de hasta el 8% para los D, y de hasta el 4% para los de calificación E. Los inmuebles con una calificación energética de 'F' o 'G' o que no dispongan de certificado energético no podrán beneficiarse de ninguna bonificación.
 
Para beneficiarse de dicha bonificación, los propietarios del inmueble deberán acreditar el certificado energético ante el ayuntamiento.
 
Con esta nueva medida, lo que se pretende es "fomentar la construcción y adquisición de bienes inmuebles energéticamente eficientes, así como la realización de instalaciones u obras para la obtención de la referida certificación".
 
La Ley Estatal de Haciendas Locales ya contemplaba la posibilidad de rebajas para los bienes inmuebles con instalaciones o sistemas de aprovechamiento de la energía solar, pero no incluía ninguna  mención expresa en relación al certificado energético o a la eficiencia energética. 
 
Estos programas de ayudas directas y de apoyo a la financiación de proyectos de ahorro y eficiencia energética se inscriben en el marco del Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2014-2020 y permitirán a España cumplir con los objetivos de ahorro que se derivan de la Directiva de Eficiencia Energética 2012/27/UE, a la vez que supondrán un importante estímulo para las inversiones y el empleo.
 
Para finalizar, nos gustaría invitarles a leer la Tribuna de opinión de Alberto Aceña, gerente de la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR) en la que expone a los lectores de Caloryfrio.com su opinión sobre la importancia de los programas y campañas de promoción de la rehabilitación energética, así como la concienciación, cada vez mayor del ciudadano, acerca de la importancia de acometer proyectos de rehabilitación, no sólo por la búsqueda de un mayor confort sin por el ahorro y el incremento patrimonial que estas acciones pueden suponer. (Tribuna opinión Alberto Aceña)
 
Modificado por última vez enLunes, 05 Octubre 2015 11:39
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes