¿Cómo influye la ventilación en la calificación energética de viviendas?

Ventilación exterior de un edificioLa ventilación para garantizar la calidad del aire interior es una exigencia normativa. Se regula en el Código Técnico de la Edificación (CTE) en la sección 3 del Documento Básico de Salubridad  (DB HS) y es de aplicación obligatoria para el diseño de edificios de uso residencial.

En toda vivienda se debe de garantizar un sistema de ventilación ya sea totalmente mecánico o híbrido. Se descarta la ventilación natural como único sistema. El objetivo de este servicio consiste en eliminar contaminantes:

  • Humedad y CO2 que  se producen en la vivienda de forma habitual, debido a la actividad que realizan las personas en el interior y también a su propio metabolismo.
  • Compuestos orgánicos volátiles presentes en acabados y revestimientos de suelos, paredes y techos. También en el propio mobiliario de la vivienda.

Una buena calidad del aire previene de enfermedades y afecciones en las personas que habitan las viviendas. Pero también previene de la formación de condensaciones que derivan en la aparición de moho en los paramentos interiores y la degradación por lo tanto de los materiales de construcción, acabados y revestimientos.

Sin embargo con todos los beneficios de una adecuada ventilación, no debemos perder de vista otro aspecto. La influencia de la ventilación en el consumo de energía de la vivienda y por lo tanto en su calificación energética.

¿Cómo influye la ventilación en el consumo energético de una vivienda?

Uno de los factores que intervienen en el confort interior es la temperatura. Para ello, en primer lugar,  las viviendas deben de estar correctamente aisladas desde el punto de vista térmico. También se deben de construir aplicando estrategias de diseño pasivo como por ejemplo una correcta orientación entre otras. Sólo cuando no es posible alcanzar la temperatura de confort de forma pasiva, se recurre al uso de instalaciones mecánicas de apoyo. Es decir, tenemos que acondicionar el aire interior utilizando para ello medios mecánicos que consumen energía.

En las viviendas con ventilación, ya sea híbrida o mecánica, el aire exterior entra en la vivienda por las aberturas de admisión. El aire exterior se encuentra generalmente a una temperatura inferior en invierno y superior en verano, a la del aire interior. Por otro lado, el aire contaminado en el interior es extraído para garantizar la renovación del aire. Un aire que por otro lado puede estar climatizado.  Por lo tanto este mecanismo de renovación de aire conlleva pérdidas de calor en invierno y ganancias en verano que aumentan la demanda de calefacción y de refrigeración. Un hecho que se traduce en un mayor consumo energético de las instalaciones para compensar dichas ganancias y pérdidas de calor no deseadas, y que influye por lo tanto en la calificación energética de la vivienda.

¿Cómo influyen estás pérdidas y ganancias en la demanda y en su calificación energética?

Las pérdidas y ganancias de calor no deseadas influyen en la demanda de calefacción y de refrigeración de la vivienda respectivamente. A mayores pérdidas de calor, mayor demanda de calefacción. A mayores ganancias de calor, mayor demanda de refrigeración. Lo podemos comprobar con un ejemplo.

Para ello vamos a utilizar la herramienta unificada HULC. Un programa oficial reconocido por el Ministerio de Energía como procedimiento general para la certificación de la eficiencia energética de edificios.

En primer lugar calculamos el porcentaje de ganancias y pérdidas de calor asociadas a la demanda de calefacción y de refrigeración respectivamente, para tres valores de caudal de ventilación: según el DB HS de 2009 (0,88 ren/h) por un lado, según el actual DB HS de 2018 (0,40 ren/h) por otro, y por último, para un valor que por defecto (0,63 ren/h) aplican los documentos reconocidos para la certificación energética de edificios de uso vivienda.

perdidas calefacción

Se observa que el porcentaje de pérdidas de calor debidas a la ventilación y asociadas a la demanda de calefacción son superiores si aumenta su caudal. No sucede lo mismo en cambio si nos fijamos en el porcentaje de ganancias de calor asociadas a la demanda de refrigeración.

A continuación os mostramos en la siguiente gráfica los valores de consumo de energía primaria no renvable, energía final y demanda de calefacción y de refrigeración, obtenidos en cada uno de los tres escenarios anteriores.

Se puede comprobar que los valores de consumo de energía y de demanda son menores a menor caudal. Esta reducción se observa especialmente en los valores asociados al servicio de calefacción con el del actual DB HS 2018 en cuanto a exigencias de caudal de ventilación para la calidad del aire interior. El indicador de la calificación energética de la vivienda referida a las emisiones de CO2 también es menor en este supuesto.

Por último os mostramos la calificación energética de la demanda de calefacción y de refrigeración para cada escenario. Se han obtenido sutiles diferencias en lo que respecta a los indicadores de demanda de refrigeración. En cambio al reducir el caudal de ventilación, se mejora la calificación energética de la demanda de calefacción en una letra con el actual DB HS 2018.

Demandas

Conclusión

Como proyectistas tenemos que tener en cuenta ambos aspectos cuando calculemos el caudal de ventilación más adecuado para cada vivienda, el de la salubridad y el del ahorro energético. Para ello podemos tomar como referente el sistema de ventilación de doble flujo con recuperador de calor característico del estándar Passivhaus. Uno de los cinco pilares básicos asociados a este estándar de construcción de alta eficiencia energética.

Nota. El ejemplo de cálculo se corresponde con un edificio de 6 viviendas, de 2,3 y 4 dormitorios,  en zona climática B4.

 
Modificado por última vez enMartes, 16 Julio 2019 11:03
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes

¿Quieres recibir nuestro boletín de actualidad y contenido exclusivo para tí?

Suscríbete a nuestros boletines

Y recibe en tu email toda la actualidad del sector.

Por favor, indica tu nombre

Entrada no válida

Entrada no válida

Por favor, selecciona un país

Entrada no válida

Especifica un email válido

Debes aceptar la política de privacidad

Entrada no válida

¿Quieres recibir nuestro boletín de actualidad y contenido exclusivo para tí?