Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

Estufa de leña con horno y barbacoa Hebar de Rocal

La estufa de leña Hebar de Rocal comb...

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Nueva caldera biomasa BioClass NG OD de Domusa

Domusa presentó su nueva ...

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de estufas de pellets

Bronpi incorpora la tecnología SIC a sus nuevos modelos de e…

Bronpi presenta un nuevo sistema de c...

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción para el hogar y cocción con leña

Cocina de pellets por agua Bella de Palazzetti: calefacción …

Calefacción y cocina tradicional junt...

Prev Next

¿Puedo instalar una caldera de biomasa en mi comunidad?

DTIE-instalaciones-biomasaAtecyr, a través de su Documento Tecnico 18.03 INTEGRACIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES EN LA REHABILITACIÓN ENERGÉTICA DE LOS EDIFICIOS, da respuesta a los técnicos del sector, que ven las calderas de biomasa como una opción cada vez más utilizada  en rehabilitación a la hora de llevar a cabo la reforma energética de un edificio.
El combustible que utiliza normalmente es madera en diferentes formatos: leña, astillas, restos de poda, pellets o restos orgánicos como cáscara de almendra o huesos de aceituna. 
 
Antes de considerar las calderas de biomasa una opción, tenemos que tener en cuenta que no todas las comunidades pueden instalar este tipo de calderas. El proceso de análisis preliminar de la conveniencia o no de instalar una caldera de biomasa en un edificio existente, se puede realizar siguiendo 5 pasos que nos ahorrarán molestias.
 
Estos 5 pasos son forman parte del Documento Técnico de Instalaciones en la Edificación 18.03 (DTIE) escrito por D. Pedro G. Vicente Quiles, Doctor Ingeniero Industrial y miembro del Comité Técnico de ATECYR. 
 
 
PASO 1. Estimación preliminar de si hay espacio disponible para la caldera y el combustible.
PASO 2. Determinar si existe suministro de combustible.
PASO 3. Determinar si el edificio es adecuado para la utilización de biomasa.
PASO 4. Analizar el suministro de combustible y su almacenamiento.
PASO 5. Analizar las posibles molestias a los vecinos.
 
A continuación se comentan los aspectos a considerar en el análisis de cada paso:
 

PASO 1. ¿Parece que va a haber espacio suficiente?

 
Antes de dimensionar la caldera y el volumen mínimo de almacenamiento de la biomasa, no es posible determinar con precisión si hay suficiente espacio disponible. Sin embargo, el primer paso debe ser llevar a cabo una evaluación preliminar del espacio físico disponible.
Se requerirá de un espacio externo a la sala de calderas para el almacenamiento de combustible. Si el gasto de combustible no es muy elevado, se puede plantear el suministro en sacos. Si la caldera de biomasa no se puede instalar en la sala de máquinas existente (P > 70 kW), se requerirá una extensión o una nueva sala de calderas. En caso de calderas de menos de 70 kW, se evaluará la localización del local técnico donde estén situados los equipos existentes.
 
El técnico debería responder a estas preguntas:
¿Hay espacio suficiente para construir una extensión a una sala de calderas existente o para construir una nueva sala de calderas, si fuera necesario?
¿Hay espacio suficiente para construir un almacén de combustible contiguo a la sala de calderas? ¿O de instalar un depósito prefabricado?
¿El camión de biomasa podría llegar a menos de 20 m del depósito de combustible?
Si la respuesta a una de estas preguntas es negativa, se descartará la instalación de una caldera de biomasa.
 

PASO 2. ¿Existe suministro fiable de biomasa?

 
Se debe analizar las posibilidades de suministro de biomasa y su coste. De esta forma se decidirá si realizar una instalación para suministro de biomasa en astillas o en pellets.
El suministro de pellets está actualmente garantizado en la mayoría de las localidades (otra cosa será el precio). En determinadas zonas puede ser interesante encontrar un suministrador de biomasa local: astillas de poda, cáscara de almendra, huesos de aceituna, etc.
Si no existe suministro de combustible de forma fiable y con un precio competitivo, se descartará la posibilidad de la utilización de la biomasa.
 

PASO 3. ¿La demanda térmica del edificio es adecuada para la utilización de biomasa?

 
Se deben analizar distintos factores que determinarán si es adecuado o no instalar una caldera de biomasa en un edificio existente.
Demanda de energía. El edificio debe contar con un consumo de energía necesario para calefacción, producción de ACS o calentamiento de piscina climatizada. A mayor demanda de energía térmica, más interesante será la instalación de una caldera de biomasa.
Necesidad de realizar una reforma. A la hora de plantear la reforma de una instalación existente, debe analizarse la posibilidad de instalar calderas de biomasa. Si las calderas existentes están cerca del final de su vida útil, tienen un rendimiento bajo y hay que cambiarlas en un futuro cercano, debería realizare un análisis para plantear a la propiedad o no la opción de la biomasa.
Necesidad de reducir unos costes energéticos elevados. Si el edificio emplea gasóleo C o propano y se descarta la posibilidad de tener acceso a la red de gas natural. La biomasa es significativamente más económica en €/kWh que el propano y el gasóleo C y la sustitución del combustible se puede realizar con tiempos de retorno competitivos. En el caso del gas natural, se debe analizar la rentabilidad de la propuesta, que en cualquier caso será más ajustada.
La propiedad ha marcado un objetivo claro en cuanto a reducción de emisiones de CO2 de su edificio y la obtención de una alta calificación energética. En este caso, la biomasa aparece como una opción excelente para conseguir la mejor calificación energética. En edificios antiguos y de construcción pesada como edificios históricos, de piedra arenisca o de piedra caliza, cuyo aislamiento es complicado, resulta muy difícil reducir la demanda de energía y la biomasa se presenta como una excelente opción para conseguir la calificación energética A.
El técnico debería responder a estas preguntas:
 
¿Hay demanda de energía importante para calefacción, producción de ACS o piscina climatizada?
 
¿Tiene la propiedad intención de reformar los equipos generadores existentes?
 
¿Se utiliza gasóleo C o propano?
 
Si la respuesta a estas 3 preguntas es afirmativa, debería tenerse muy en consideración la instalación de una caldera de biomasa en el edificio. Aunque la respuesta a alguna de las preguntas no sea afirmativa, debe tenerse en cuenta la posibilidad de emplear biomasa cuando el objetivo sea obtener una buena calificación energética.
 

PASO 4.  ¿Cómo se podría realizar el suministro y almacenamiento del combustible?

 
Después de verificar que el vehículo que transporte la biomasa pueda acceder al sitio, se debe analizar el método de suministro de combustible y la forma de llevar el mismo hasta el depósito de almacenamiento.
 
Biomasa de astillas de madera:
 
El método más económico de la entrega de astillas de madera es volcando la carga en un silo enterrado o sobre el suelo. Si el terreno está en pendiente, se puede realizar un silo semienterrado con un mínimo de excavación.
Si el depósito de almacenamiento es interno, se deberá mantener una altura importante para que el volquete pueda bascular sin tocar el techo.
Si el depósito de almacenamiento es externo, se deberá dotar de una tapa para evitar que la lluvia pueda mojar la biomasa.
Otro método de entrega de astillas de madera es que el vehículo de suministro disponga de un soplador de astillas, de forma que realice la entrega por transporte neumático.
En pequeñas cantidades, es posible la entrega en grandes bolsas. Este sistema requiere de un vehículo de suministro equipado con grúa para subir las bolsas y vaciarlas en una tolva de almacenamiento que se encuentra generalmente por encima del suelo. Este método es más peligroso para el operador ya que se tiene que desatar el fondo de la bolsa para liberar combustible en el depósito. De emplear este método de suministro, se deberán tomar las medidas de seguridad necesarias.
 
Biomasa en pellets:
 
El suministo de pellets a granel se puede hacer por volcado del depósito o por transporte neumático.
 
Si el suministro se realiza por volcado de la carga, se tendrán en cuenta las consideraciones realizadas anteriormente para suministro en astillas.
Si el suministro es por transporte neumático, los camiones deberán estar equipados con un ventilador para el suministro de combustibles y otro para la extracción de polvo.
 
Un silo de pellets diseñado para aceptar combustible por transporte neumático tendrá que estar equipado con dos conectores estándar normalizados que conecten a las tomas del camión. Un conducto se utiliza para el suministro de los pellets, mientras que el otro extrae e polvo del silo.
La extracción del polvo es esencial para prevenir la concentración de polvo que pueda producir una atmósfera explosiva en el silo, así como para aliviar la presión en el silo que permita al ventilador de entrega el suministro de los pellets.
 
Un vehículo de suministro normalmente puede soplar los pellets a una distancia de unos 20 m. en horizontal o hasta 12 m. en dirección vertical.
 

PASO 5. ¿Podemos causar molestias que provoquen las quejas de los vecinos?

 
Se deben analizar las posibles molestias que podría causar la instalación de una caldera de biomasa en el edificio. 
 
En primer lugar, se debe intentar que la descarga del combustible no produzca el corte de la calle o la invasión de espacios que no sean de la propiedad. En el caso de la biomasa de astillas con descarga por volcado, se debe intentar que no se produzca ningún tipo de polvareda.
 
Las calderas de biomasa hacen más ruido que las convencionales, generalmente por el sistema de transporte y manipulación del combustible. Se debe tratar de asegurar que los posibles ruidos no molesten a los edificios colindantes.
 
Por último, los humos de la biomasa pueden producir olores similares al de una hoguera. En el caso de pellets, se tratará de olores similares al de la quema de madera. En el caso de astillas de baja calidad, los olores podrían ser más fuertes, y en algún caso, molestos.
 
Más información:
 
Atecyr está trabajando en el desarrollo de un nuevo DTIE sobre calderas de BIOMASA. Se describirá el proceso de de diseño de generadores de calor alimentados por biomasa como única fuente de energía, analizando los pros que pudiera tener este tipo de energía y los contras.
Se analizara el proceso de cálculo de las calderas, adaptación de la normalita en vigor que le atañe, prestando especial interés a temas de seguridad (problemas de incendio por ejemplo al tener que almacenar la biomasa en silos).
Finalmente se analiza el proceso de ejecución de las calderas de biomasa, comentando los principales puntos que se deben seguir para una correcta instalación, puesta en marcha y posterior mantenimiento durante su explotación.
 
Esta recopilación de documentos ha sido editada por ATECYR (Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración) y se encuentra a la venta en su página web:
 
 
 
 
Modificado por última vez enJueves, 14 Mayo 2015 11:28
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes