Autoconsumo en España: regulación o control

En España, en un contexto muy distinto al de otros países afines, la Ley del Sector Eléctrico del Autoconsumo determina que los ciudadanos, en caso de apostar por esta opción, deberán pagar peajes de acceso a las redes, costes del sistema, peajes de respaldo,...medidas que, desde muy distintos segmentos de la sociedad, se consideran, cuanto menos, absurdas.

 

El artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, establece que "se entenderá por autoconsumo el consumo de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación conectadas en el interior de una red de un consumidor o a través de una línea directa de energía eléctrica asociadas a un consumidor" y, en base a este criterio, se fijan una serie de modalidades de autoconsumo: de suministro con autoconsumo; de producción con autoconsumo; de producción con autoconsumo de un consumidor conectado a través de una línea directa con una instalación de producción, y de consumo de energía eléctrica proveniente de una instalación de generación de energía eléctrica asociada a un consumidor.

En el caso de que la instalación de producción de energía eléctrica o de consumo esté conectada total o parcialmente al sistema eléctrico – se argumenta -,"los titulares de ambas estarán sujetos a las obligaciones y derechos contemplados en la legislación vigente en ese momento y, por tanto, todos aquellos consumidores sujetos a cualquier modalidad de autoconsumo, se comunica, tendrán la obligación de contribuir a los costes y servicios del sistema por la energía autoconsumida cuando la instalación de generación o de consumo esté conectada total o parcialmente al sistema eléctrico. Es por ello, se concluye, que están obligados a pagar los mismos peajes de acceso a las redes; los cargos asociados a los costes del sistema, y los costes para la provisión de los servicios de respaldo del sistema que correspondan a un consumidor no sujeto a ninguna de las modalidades de autoconsumo ya mencionadas". Además, se añade, "los consumidores acogidos a las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica tienen la obligación de inscribirse en el registro administrativo de autoconsumo de energía eléctrica que ha creado el Ministerio de Industria, Energía y Turismo".

Los EECN y las fuentes renovables

Y es en este mismo contexto que se orquestra desde diferentes perspectivas el debate sobre los edificios nZEB, el acrónimo del inglés "nearly Zero-Energy Building", y que puede ser traducido como "edificios de consumo de energía casi nulo (EECN)", es decir, edificios que cumplen con un nivel de eficiencia energética muy alto y que registran un consumo de energía casi nulo, o muy bajo, que debería proceder - en su mayoría - de fuentes renovables, producida in situ o bien en el entorno, siguiendo las directrices marcadas por la Directiva Europea 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios, según la cual, todos los estados miembro deberán tomar medidas para que a partir de 2020 todos los edificios de nueva planta (2018 para edificios públicos) sean de consumo energético casi nulo. En relación a las implicaciones que los EECN representan para el sector de la edificación, la construcción, la arquitectura y los servicios relacionados con la adopción total de las directivas europeas relativas a la eficiencia energética de los edificios se articulan planes, políticas, estrategias, financiación y viabilidad económica; diseños y soluciones arquitectónicas; posibilidades en cuanto a rehabilitación, regeneración y renovación; materiales y soluciones constructivas; equipos y tecnologías; sistemas de integración de energías renovables y generación energética autosuficiente; actuaciones urbanísticas para barrio-ciudad de consumo de energía casi nulo; gestión y mantenimiento; casos prácticos y proyectos europeos. Un gran esfuerzo de difusión que, en muchas ocasiones, cuenta con el apoyo de las administraciones, tanto local y autonómica como estatal.

Tipos de autogeneración

Las exigencias de un edificio EECN pueden lograrse incidiendo en un buen diseño arquitectónico que tenga en cuenta las condiciones climáticas y particularidades locales del entorno ambiental y, por tanto, contemple aspectos vinculados a la arquitectura bioclimática; en un envolvente inteligente en fachadas, cubierta y solera, de modo que aproveche las fuentes y sumideros medioambientales basándose en la arquitectura pasiva; en una alta calidad constructiva acorde a las exigencias requeridas, que podrían garantizar firmas especializadas; en unas instalaciones y equipos de alta eficiencia y de alto rendimiento medio estacional, que deberían estar apoyados por energías renovables para lograr un consumo mínimo de energía convencional y mantener constantes las condiciones de confort requeridas, con lo cual se recurriría a los preceptos de la arquitectura sostenible y las evidentes posibilidades de las renovables y, finalmente, en soluciones integrales de domótica destinadas a optimizar los consumos. Sin embargo, todas estas medidas no culminarían en un EECN, se advierte desde numerosos ámbitos del sector, sin la contemplación explícita del autoconsumo y del balance neto. Y para que ello sea posible, se sugieren distintos tipos de autogeneración, que pueden actuar de manera aislada o bien interconectada a la red, y que pueden estar basados en tecnología solar fotovoltaica; mini-eólica; solar térmica; biomasa, o geotermia.

Renacer en las condiciones actuales

El verano pasado corrió tinta a cuenta del Real Decreto-ley 9/2013, de 12 de julio, por el que se adoptaban medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico. Una norma que – es preciso recordar - comportó la creación del Registro Administrativo de Autoconsumo de Energía Eléctrica, que está destinado al "seguimiento de los consumidores acogidos a modalidades de suministro con autoconsumo" y, sobre todo, al "adecuado seguimiento de su régimen económico". Y lo cierto es que un año después, según comentan los profesionales del sector, las últimas decisiones adoptadas por el Gobierno "han herido de muerte – para centrarnos en un segmento del sector - los sistemas de energía solar fotovoltaica ya que además de modificar las condiciones bajo las que se adoptaron muchas decisiones de inversión, la nueva regulación de autoconsumo penaliza las nuevas inversiones de forma que la rentabilidad de estos sistemas queda muy mermada. Después de la experiencia que han tenido los inversores y sus financieros con la anterior legislación, será muy difícil que renazca este sector si se mantienen las condiciones actuales".

Iniciativas en otra dirección

Paralelamente al panorama que se vislumbra en España, en el marco de Europa, tanto a nivel global como local, aparecen propuestas que, como mínimo, avanzan en direcciones alejadas a las de nuestro país. Mientras esta semana se desarrolla la EU Sustainable Energy Week (EUSEW) o Semana de la Energía Sostenible en Europa, en el marco de la cual se llevan a cabo reuniones y eventos con la intención de estar cada vez más cerca de los objetivos de la Unión Europea para el 2020 - en relación sobre todo a la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero, medidas contra el cambio climático y en favor del aumento de la eficiencia energética y el uso de las energías renovables -, el sector se pregunta sobre qué se podrá desprender de los 197 eventos previstos a lo largo y ancho de la geografía española en un marco legislativo como el actual.

Asimismo, iniciativas como la Investorenleitfaden Photovoltaik, una guía elaborada por la Asociación Alemana de la Industria Solar (BSW-Solar), que ha sido publicada en colaboración con los responsables de la feria Intersolar Europe, y que tiene como objetivo final la inversión en energía fotovoltaica, se ve desde el sector en España como una "regulación adecuada" que permite "diseñar modelos de negocio que hacen viables las instalaciones solares fotovoltaicas, tanto en su versión autoconsumo aislado, como con conexión a red" en un país que, nos recuerdan los expertos, "goza de un grado de insolación y número de horas de producción solar bastante más inferior al nuestro". El documento aborda los diferentes modelos de negocio fotovoltaico internacional y ha sido especialmente planteado, tanto para potenciales inversores como para los responsables políticos. Sin embargo, nace también con la voluntad de ser útil para todos aquellos profesionales o expertos interesados en este tipo de tecnología.

Así pues, actualmente el autoconsumo es tecnológicamente viable. La sociedad conoce y se interesa por un fenómeno cuya contribución a la sostenibilidad está demostrada. No obstante, en nuestro país no prospera, en buena parte – denuncia el sector -, por el marco legal en el que se ha encorsetado, a pocos años vista del 20 20 20.

Noticia patrocinada por:

www.sma.es

Modificado por última vez enSábado, 19 Julio 2014 12:04
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes