Tribuna de opinión; Esther Estévez, Secretaria General de Amascal: "Empresarios y buenos propósitos"

Esther Estévez Pues aquí está otra vez Diciembre, hora de revisar qué hemos hecho y prepararnos para el 2018.Si se piensa bien es una extraña manía, es como si acumuláramos errores o aprendizajes en un saco y justo ahora los sacáramos para contemplarlos y asi poder empezar el año nuevo con buenos propósitos. En el otro extremo, al menos de los de mediana edad, recordarán la implantación de la formación continuada, que liberaba materia en el colegio según iban pasando las evaluaciones, aunque luego resultaba que no era del todo cierto.

La mayoría de edad profesional tiene bastante que ver con esas dos situaciones, ¿porque esperar o parar de golpe, para aprender y rectificar o no parar nunca y aprender sobre la marcha?

Por un lado, siempre es recomendable tener una cierta perspectiva de algunos sucesos para mejorarlos o evitarlos en el futuro y por otro más vale tener capacidad de reacción casi instantánea ante la cantidad de cambios a los que nos enfrentamos diariamente.

En nuestro sector ambas cuestiones resultan vitales si no queremos quedar desfasados rápidamente o llegar demasiado tarde a los nuevos tiempos y sus retos.

Visto de esta manera nuestros deseos para estas navidades son precisamente que se cumplan los dos extremos, pensemos rápido y analicemos con distancia.

Muchas veces creemos que lo hacemos casi de forma automática y que esto es nuestra es nuestra capacidad empresarial y comercial. Sin embargo, nuestras propias historias nos demuestran que no es así. Hay que empeñarse en la reflexión, sea cual sea el momento elegido y la cadencia de la misma. Debemos verbalizarla, escribirla, adoptarla comunicarla y compartirla. Pero claro esto requiere tiempo, ese que nos es esquivo casi siempre. Empecemos por tanto primero a controlar la temida magnitud para conseguir hacer aquello que constituye nuestra profesión y que no es otra cosa que la de ser empresarios con un objetivo que, si bien no debe ser único, es el que nos da de comer, y que es, por supuesto ganar dinero.

Nada nuevo, estrategia y planificación, pero de las buenas y todo ello en el marco del sector, en la situación global y como buenos competidores. Y aquí entraríamos en otro tema, porque buenos no viene referido a bondadosos sino eficaces, innovadores y transparentes, pero eso lo dejamos para otra ocasión

“Sólo hay una forma de comenzar a construir tu sueño: dejando de hablar y comenzando a hacer” – Walt Disney

Próspero Año 2018 de los de verdad
 

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes