Logotipo Caloryfrio
Menu
Enfriamiento adiabático en supermercados. Sistema AEC - Retrofit de las plantas existentes

Enfriamiento adiabático en supermercados. Sistema AEC - Retr…

La eficiencia de las instalaciones de...

Refrigeración con CO2 – ¿Cómo y por qué apostar por el CO2? Infografía

Refrigeración con CO2 – ¿Cómo y por qué apostar por el CO2? …

A partir de 2022, la nueva normativa F-G...

El relleno en las torres de refrigeración: elemento indispensable para un enfriamiento eficaz

El relleno en las torres de refrigeración: elemento indispen…

El relleno es el material que ocupa e...

El peso económico del sector del frío en España

El peso económico del sector del frío en España

Antes de entrar en el peso econ&oacut...

Prev Next

¿Cómo contribuye la refrigeración evaporativa a la protección del medio ambiente?

Refrigeracion Evaporativa Medio AmbienteLa refrigeración evaporativa realiza un uso responsable y sostenible del agua, favoreciendo la reducción de su consumo, así como su reutilización de modo seguro, contribuyendo, de este modo, a la protección del medio ambiente. En un momento como el actual en el que uno de los grandes retos es, además del respeto del entorno, el ahorro energético, esta tecnología se convierte en una alternativa a tener presente.

La utilización del agua como refrigerante natural, principio de funcionamiento de los equipos de refrigeración evaporativa – torres de refrigeración y condensadores evaporativos- garantiza la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero contribuyendo a la protección del medio ambiente, incrementando la eficiencia energética y garantizando la sostenibilidad medioambiental y económica. Es más, estos equipos no son nocivos para el entorno, ya que el uso que hacen del agua forma parte de su ciclo hidrológico natural, en concreto en el punto del proceso correspondiente a la evaporación.

En resumen, la reducción generalizada de las emisiones de CO2 y la disminución de las fuentes de energía primaria, dos de los principales objetivos de la Unión Europea en su Estrategia 2020, están más cerca de lograrse gracias al empleo de los equipos de refrigeración evaporativa.

Ahorro energético

Estos equipos ofrecen una combinación idónea de uso de energía y coste de instalación, que deriva en una óptima relación inversión/rendimiento frente a soluciones similares. Por este motivo su uso resulta imprescindible en aquellas industrias que necesitan frío en sus procesos de fabricación, que a su vez requiere energía eléctrica.

Pero, ¿cómo consiguen los equipos de refrigeración evaporativa reducir el consumo energético?

  • Su consumo de energía eléctrica es inferior. En los sistemas de refrigeración por aire, al incrementarse la temperatura de condensación disminuye la producción frigorífica de la instalación, es decir, para producir el mismo efecto frigorífico se requieren un compresor, un motor de accionamiento eléctrico y un condensador de tamaños y costes superiores.
  • La reducción del consumo energético se consigue por dos motivos: la eficiencia del proceso y el alto rendimiento energético que ofrece. La eficiencia viene dada porque, cuanto mayor es la eficiencia del proceso industrial, menor es la cantidad de energía que se pierde y más fácil es deshacerse del calor residual. El alto rendimiento se deriva de que la refrigeración evaporativa permite conseguir temperaturas de enfriamiento de agua de hasta +25ºC o inferiores, así como el empleo de intercambiadores de calor intermedios, de modo que el fluido procesado puede enfriarse en circuito cerrado hasta 30ºC o menos.

Emisiones de gases efecto invernadero

El agua es denominador común de todos los retos del desarrollo sostenible y los equipos de refrigeración evaporativa aseguran su calidad ‐garantizada por el control y mantenimiento al que dichos equipos se someten‐, su reutilización, su aprovechamiento eficaz y la reducción de su consumo. Además, el empleo del agua como refrigerante, que no aporta emisiones de CO2, convierte a ésta en una tecnología limpia y respetuosa con el medio ambiente, que favorece la reducción de los efectos del cambio climático.

Asimismo, se reduce el efecto invernadero al limitarse las emisiones de CO2 indirectas gracias al ahorro de energía eléctrica consumida, y directas, por el menor riesgo de fugas de gases refrigerantes.

Entre otras ventajas:

  • La refrigeración evaporativa se ha adaptado a las nuevas exigencias del entorno y de los recursos naturales disponibles:
  • El 98% del agua que se usa en una torre es reutilizada, quedando un 1% para la evaporación y 1% para la purga.
  • La menor energía que requieren estas instalaciones frente a los equipos de enfriamiento de la condensación por aire supone un gran ahorro en el gasto de agua en origen derivado de la producción eléctrica necesaria para su funcionamiento.
  • Con estos equipos se reduce el consumo y se mejora el aprovechamiento del agua.
  • En su proceso de funcionamiento evaporan un 1% del caudal total de agua por cada 7 ºC de refrigeración, vapor de agua que sale de la torre a través de los separadores de gotas, uno de los elementos más importantes en materia de seguridad, ya que al realizar su función de evitar que las pequeñas gotas pulverizadas sean arrastradas por la corriente de aire, en caso de que el agua estuviese, eventualmente, contaminada por Legionella, también evitaría la emisión de aerosoles potencialmente peligrosos.
  • Hay que destacar la escasa huella hídrica (HH) que dejan tras de sí, un beneficio en línea con la seguridad hídrica. Este indicador medioambiental evalúa el volumen total de agua dulce empleado en la producción de bienes y servicios, un elemento a tener en cuenta en la evaluación del coste económico y medioambiental de cualquier producto. La Huella Hídrica no solo permite evaluar qué tecnología es más conveniente en cada momento y para cada aplicación, sino que, además, se trata de una herramienta de concienciación, ya que las estimaciones que ofrece ayudan a reflexionar sobre la necesidad de realizar una gestión óptima del agua.
  • Las mejoras de carácter tecnológico permiten considerar que el fenómeno de arrastre, con los separadores de alta eficiencia puestos en el mercado, representa entre un 0,01% y un 0,002% (en ciertos modelos) del caudal de agua en recirculación, la cantidad de agua que pudiera llegar a perderse en el arrastre es entre 20 y 100 veces menor que el agua evaporada y hasta quinientas en algunos modelos.
  • En consecuencia, la cantidad de agua pérdida por arrastre no es significativa y la salida de aerosoles no tiene importancia práctica si se siguen las normas relativas a calidad de los separadores de gotas, montaje y mantenimiento del equipo.

Conclusiones

El principio de refrigeración evaporativa desempeña un papel fundamental en cualquier proceso industrial que requiera la aplicación de frío. El ahorro energético, el respeto al medio ambiente, la seguridad y una inmejorable relación entre inversión y rendimiento.

Artículo realizado por AEFYT. Para más información:
AEFYT
https://www.aefyt.es/

volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes