Logotipo Caloryfrio
Menu
El relleno en las torres de refrigeración: elemento indispensable para un enfriamiento eficaz

El relleno en las torres de refrigeración: elemento indispen…

El relleno es el material que ocupa e...

Enfriamiento adiabático en supermercados. Sistema AEC - Retrofit de las plantas existentes

Enfriamiento adiabático en supermercados. Sistema AEC - Retr…

La eficiencia de las instalaciones de...

Refrigeración con CO2 – ¿Cómo y por qué apostar por el CO2? Infografía

Refrigeración con CO2 – ¿Cómo y por qué apostar por el CO2? …

A partir de 2022, la nueva normativa F-G...

El peso económico del sector del frío en España

El peso económico del sector del frío en España

Antes de entrar en el peso econ&oacut...

Prev Next

Sinergias entre climatización y refrigeración en los supermercados

Sinergias de refrigeración y climatización en supermercadosEl sector de la distribución alimentaria es un gran consumidor de refrigeración. Del funcionamiento de la cadena del frío dependen cuestiones transcendentales para los supermercados y para los consumidores, como la seguridad alimentaria o el control del desperdicio alimentario. Por ello, el sector del retail es clave para la transición energética y para cumplir los objetivos de reducción de emisiones que se ha marcado el sector del frío. En este marco, es preciso llevar a cabo actuaciones desde diversos frentes: la transición hacia refrigerantes de bajo Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA), control de sistemas de refrigeración y aprovechamiento energético.

Transición hacia refrigerantes de bajo PCA

La gama de opciones disponibles ahora mismo incluye sistemas integrados con R290a, instalaciones con CO2, con amoniaco e instalaciones frigoríficas de agua o glicoles. En todas ellas se debe considerar la eficiencia energética, la reducción de fugas de refrigerante y los requisitos de mantenimiento en función de las necesidades de refrigeración que se requieran. Todo sin perder de vista una visión a medio plazo que considere el ciclo de vida completo de la instalación.

El control de los sistemas de refrigeración

Las tecnologías disruptivas, como el big data, la inteligencia artificial o la comunicación entre máquinas, son instrumentos que están ya ayudando a ajustar de manera exacta las necesidades frigoríficas de las instalaciones en cada momento y a detectar en tiempo real las fugas de refrigerante u otro tipo de disfunciones en la instalación. Estos aspectos, y en especial las fugas, son fundamentales para el cumplimiento de los objetivos medioambientales del sector del frío.

El aprovechamiento energético de las instalaciones frigoríficas del retail 

Este tipo de aprovechamiento energético se utiliza para climatizar las salas de venta con el calor de condensación del frío industrial. Este es el entorno en el que, quizá, es más fácil apreciar las sinergias que pueden darse entre la refrigeración y la climatización. En este aspecto, nos vamos a detener más ampliamente.

Recuperación de calor

La dificultad, y también la oportunidad, que presenta la sala de ventas de un supermercado es su diferenciación en distintas zonas de actividad que requieren diferentes tratamientos de temperatura. Por una parte, tenemos la zona de cajas y del llamado “producto seco”, donde es preciso asegurar un clima ambiente confortable para clientes y empleados; por otra parte, los murales refrigerados desprenden un frío desagradable para los usuarios y presentan una gran ineficiencia energética derivada del trasvase de frío al ambiente. En este último aspecto, el ecodiseño está marcando un antes y un después tanto para ganar en eficiencia energética como para el confort del ambiente gracias a los armarios con puertas, que ya son comunes en la gran mayoría de los establecimientos.

Sin embargo, para asegurar el máximo confort y la máxima eficiencia energética se puede dar un paso más. La recuperación del calor de condensación se consigue incorporando algunos intercambiadores y automatismos al circuito frigorífico, consiguiendo aprovechar el calor para generar agua caliente sanitaria y apoyo al sistema de calefacción. La función de los equipos destinados a realizar dicha recuperación de calor es asegurar la capacidad de gestión de dos zonas de la sala de ventas con el trasvase de energía. Con ello se consigue un mejor control térmico de las zonas y un ahorro relevante en el consumo energético superando el 15%.

Como conclusión, podemos recordar que la posibilidad de recuperar el calor o el frío sobrantes en las instalaciones frigoríficas aporta una mayor calidad de climatización, la reducción de la dispersión térmica y, en definitiva, ahorros energéticos considerables en sectores tan importantes como la distribución alimentaria.

Artículo realizado por AEFYT, Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías.

Modificado por última vez enViernes, 12 Julio 2019 17:12
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes