Normativa que afecta a las calderas de condensación

normativa-calderas-condensacion

En vigor desde septiembre de 2015, la nueva normativa europea de ecodiseño para productos relacionados con la energía es la más reciente normativa que afecta a las calderas de condensación de forma directa, al potenciar el uso de tecnologías más eficientes y respetuosas con el medio ambiente, que favorezcan el cumplimiento de acuerdos internacionales (Kyoto y plan EU20).

La entrada de las Directivas de Ecodiseño para los productos relacionados con la energía ( conocida como Directiva ErP, de las siglas en inglés “Energy related Products”) y Etiquetado Energético (ELD, de las siglas “Energy Labelling Directive”), de aplicación obligatoria en todos los países miembros de la Unión Europea han supuesto un cambio significativo en el diseño de los productos relacionados con la energía (definiendo los niveles de eficiencia, emisiones de NOx, ruido y aislamiento).

En relación a las calderas para combustibles líquidos y gaseosos, estas Directivas van a suponer que en el mercado prácticamente solo existan calderas de condensación, ya que son las únicas que pueden alcanzar los exigentes requisitos de rendimiento que marcan los nuevos Reglamentos (sobre todo para el caso de las calderas de gas natural o propano).

Además de las Directivas indicadas (que marcan a los fabricantes los requisitos mínimos a cumplir para poder lanzar al mercado estos productos dentro de la Unión Europea), no hay que olvidar los Reglamentos de Instalación locales para cada país. En el caso de España, en el Reglamento de Instalaciones Técnicas en los Edificios (R.I.T.E.) en su versión vigente a partir de la modificación según Real Decreto 238/2013, ya se indicaban unos requisitos mínimos de rendimiento, sobre todo para el valor a carga parcial, que obligaban a la instalación de calderas de condensación (para el caso de instalaciones nuevas resueltas con calderas de gas). La filosofía de este documento, al igual que de las nuevas Directivas ErP y ELD, es promover el uso de tecnologías más eficientes y que permitan reducir el consumo energético en nuestras instalaciones.

Respecto a la Directiva de Etiquetado Energético , ésta establece las bases para indicar de forma gráfica la prestación energética de los productos relacionados con la energía de tipo domestico (hasta 70 kW y 500 litros de acumulación), mediante el uso de etiquetas identificativas con letras y colores tal como ya existe para otros productos de consumo como electrodomésticos de línea  blanca, bombillas, etc… En la figura siguiente se muestran varios ejemplos de etiquetas de producto que plantea la Directiva ELD (para una caldera sólo calefacción y una caldera mixta):

Etiqueta energética para calefacción y caldera mixta con agua caliente

Artículo cedido por Gaspar Martín, Director Técnico de ACV España

Fuente: FEGECA

 

La asociación de fabricantes FEGECA ha realizado diversas acciones y campañas para la difusión de los beneficios de la tecnología de la condensación entre el gran público dada la actual situación normativa que favorece este tipo de calderas. Si quieres saber más sobre los beneficios de las calderas de condensación, visita la web Si Condensa, Compensa

Modificado por última vez enMiércoles, 30 Diciembre 2015 13:09
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes