Rotunda contribución de la biomasa al crecimiento de España

Generar electricidad con biomasa es rentable para España. Y mucho. Sólo cumpliendo los poco ambiciosos objetivos del PER, dejaríamos de comprar casi 400 millones €  en combustibles foráneos. La bioenergía crea entre 29 y 36 empleos por MW eléctrico instalado, aporta 2000 €/ha/año a los montes y contribuye a reducir el riesgo de incendios forestales.

El aprovechamiento energético de la biomasa forestal es la única alternativa para la generación de empleo a gran escala en España y una importante fuente de financiación del mantenimiento de las masas forestales.
 
Dicho aprovechamiento podría generar una actividad sostenible y anticíclica que ayudaría al mantenimiento del tejido productivo primario de miles de empresas de servicios forestales, ahora que otras actividades industriales como la fabricación de tablero o de pasta de papel reducen su actividad; fortaleciendo de esta manera a dichas industrias.
 
Escasa generación eléctrica con biomasa en España
 
Entre2005 y 2011 la generación eléctrica con biomasa se ha incrementado en 199 MWe, a un ritmo de 33,16 MWe /año, procedentes de 29 proyectos con un tamaño medio de casi 7 MWe por instalación. La mayoría de estos proyectos están asociados a sectores industriales que utilizan subproductos o residuos propios como parte del suministro de biomasa. Por eso la potencia media es pequeña (45% de los proyectos < 6 Mwe) y las horas de funcionamiento medio muy bajas.
 
Una energía gestionable que no genera sobrecostes
 
El coste total en primas recibidas por generación eléctrica con biomasa nacional en 2011 fue de 151,25 M€. Haciendo una media ponderada en función de los distintos tipos de biomasa, la prima en España es de 52,04 €/MWh; una de las más bajas de Europa:
 
UK 90 – 65 €/MWh.
Italia 230 - 80 €/MWh.
Francia 67 – 49 €/MWh.
 
Si en 2020 se consiguiera instalar los 1.350 MWe con biomasa previstos en el Plan Español de Energías Renovables (PER), el coste total en primas para el sistema, de acuerdo al reparto de tipos de biomasa recogido en el documento adjunto, sería de 511,31 M€, en euros constantes de 2012.
 
La biomasa es la única energía renovable totalmente gestionable. Es decir no necesita de un soporte de ciclos combinados de gas para poder garantizar su potencia. Por tanto no genera ningún sobrecoste al sistema.
 
Gran creadora de empleo
 
Se espera un incremento de potencia instalada de tan solo 9 MWe entre 2011 y 2012 que conllevará un aumento de energía generada de 47 GWh. Estos más que discretos números acreditan una práctica paralización del sector, y por tanto de generación de empleo.
 
La creación de empleo atribuida a cada una de las tecnologías renovables, medido como número de puestos de trabajo por unidad de potencia instalada, se recoge en el siguiente cuadro:
 



 
Deloitte y la Comisión Nacional de la Energía (CNE) muestran la gran capacidad de creación de empleo que supone la valorización energética de la biomasa: entre 36 y 28,7 empleos por MW instalado.Hay que destacar, además, que la mayor parte de los empleos se dan en zonas rurales, lo que contribuye a fijarpoblación en estas áreas y a su desarrollo industrial.
 
 
Ahorro en importaciones y derechos de emisión.
 
La producción eléctrica con biomasa en 2011 ahorró 138 millones de euros (MM€) en importación de gas natural y compra de derechos de emisión. Cumpliendo lo previsto en el PANER para 2020, España evitaría gastar 388 MM€ (euros constantes); dinero que quedaría en España.
 
Prevención de incendios

Desde el Plan Nacional de Repoblación Forestal inciado en 1939 y los que le siguieron hasta nuestros días, la superficie forestal del país ha aumentado en 6 millones de hectáreas. Esta gran labor repobladora, unida a la ausencia de trabajos de selvicultura y a un escaso aprovechamiento del monte a lo largo de muchos años dan como consecuencia que las existencias de madera acumuladas en los montes se hayan incrementado en un 52% entre el IFN2 y el IFN3 (Inventario Forestal Nacional). En 10 años han nuestros montes han pasado de tener 597.322.225 m3 a 911.077.318 m3.

La acumulación de biomasa en los montes y la falta de selvicultura o aprovechamientos está generando una situación de colapso en muchas masas forestales con mengua del crecimiento y calidad de la madera, mayor mortalidad y un ascendente riesgo de incendios.
 
Biogás y residuos agrarios
 
Otras biomasas también tienen una aportación ambiental fundamental y muy positiva:
La fermentación descontrolada al aire libre de residuos procedentes de explotaciones agroindustriales y agroganaderas, como ocurre en la actualidad, libera a la atmosfera gas metano, mucho más contaminante que el CO2.
Por otra parte, la valorización energética del orujillo procedente de la industria del aceite de oliva es imprescindible para la viabilidad ambiental y económica de esta actividad. De otra manera, el sector aceitero se vendría abajo en una sola campaña ya que no hay posibilidad de gestionar la gran cantidad de residuos que genera (aproximadamente 1,5 M ton/año).
 
Exportación de tecnología
 
El tejido industrial tecnológico del país se vería muy beneficiado por el crecimiento del sector de la generación eléctrica con biomasa. Existe un número de empresas capaces de suministrar hasta el 100% de los componentes de una planta: calderas, turbinas, equipos de filtración de gases, sistemas de manejo de la biomasa, etc.
El fortalecimiento de este incipiente sector a través del apoyo al crecimiento del mercado interno es la mejor manera de ayudar a que estas empresas puedan exportar su know-how y sus productos a otros mercadoscomo el latinoamericano, donde el aprovechamiento energético de la biomasa está creciendo de manera muy significativa.
 
Error estratégico
 
Una tasa del 4,5% a la generación de electricidad hace inviable nuevos proyectos de biomasa y pone en peligro la continuidad de las plantas existentes, y por tanto perjudica la creación de empleo. La tasa supone un aumento del riesgo de  incendios forestales y compromete la subsistencia de las empresas forestales que están al borde de la quiebra.
 
Desde AVEBIOM pedimos al Gobierno de España que recapacite, sea valiente y apoye a las industrias que generan empleo y valor al país mediante la valorización energética de la biomasa, y que diga NO a las industrias que cada día nos empobrecen más: las de los combustibles fósiles.

 
Modificado por última vez enViernes, 13 Noviembre 2015 10:14
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes