Las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos son equipos completamente seguros

 

Informes recientes concluyen que no hay una vinculación directa entre el número de torres de refrigeración y condensadores evaporativos en España y el número de casos declarados de la Enfermedad del Legionario. El exhaustivo mantenimiento de las instalaciones, así como la introducción de numerosas mejoras técnicas en estos equipos, garantizan la seguridad de los mismos.

Las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos no son el principal problema de la legionela en España, no existiendo una relación directa entre estas instalaciones y el número de casos declarados de la enfermedad. Ésta es la principal conclusión que se desprende del informe “Enfermedad del Legionario y Torres de Refrigeración y Condensadores Evaporativos en España”, elaborado por doctor Juan Ángel Ferrer, del Área de Prevención de Legionela de Microservices, con la colaboración del Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT,

Por otra parte, el hecho de que, a lo largo de los últimos años, no se haya establecido relación alguna entre los brotes de legionela registrados en nuestro país y las torres de refrigeración y los equipos de condensación evaporativa, viene a refrendar las conclusiones del informe. 2018 ha sido el tercer año consecutivo en el que las inspecciones llevadas a cabo por las autoridades sanitarias en las instalaciones de riesgo próximas a los lugares en los que se han producido dichos brotes y las investigaciones de carácter ambiental y epidemiológico efectuadas han puesto de manifiesto la no existencia de una vinculación entre los focos y estos equipos. 

Las demandas de AEFYT

La refrigeración evaporativa es una tecnología segura, eficiente y económicamente viable, por lo que favorecer su uso es tarea de todos y para ello resulta imprescindible concienciar a sociedad y administraciones de que se trata de equipos completamente seguros. En este contexto, las conclusiones del informe vienen a respaldar los principales argumentos que en este sentido siempre ha venido esgrimiendo AEFYT.

  • El primer lugar, las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos son equipos completamente seguros con un sencillo mantenimiento, tal y como determina el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, mantenimiento que debe realizarse a lo largo de todo el año y que no solo permite evitar la proliferación de la bacteria, sino también optimizar el rendimiento y la vida útil de los equipos.
  • En segundo lugar, la necesidad de investigar el resto de instalaciones de riesgo – nebulizadores, fuentes, spas, instalaciones de agua caliente sanitaria-, que deben someterse a exhaustivos controles del mismo modo que viene ocurriendo desde hace años con los equipos de refrigeración evaporativa, un campo donde fabricantes, instaladores y titulares de las instalaciones han realizado un importante esfuerzo por favorecer la seguridad. Lo cierto es que, a lo largo de los últimos años, las autoridades sanitarias parecen haber dejado de apuntar exclusivamente a los equipos de refrigeración evaporativa como causantes de los brotes, comenzando a considerar el resto de instalaciones de riesgo y adoptando medidas más apropiadas frente al problema.
  • En tercer lugar, las autoridades competentes deben adoptar medidas que permitan la detección exhaustiva del origen de los brotes y primar la transparencia informativa en todas sus comunicaciones.
  • En último lugar y línea también con el informe, estas circunstancias ponen de manifiesto que, en España, los equipos de refrigeración evaporativa no son el principal problema en la aparición de casos de legionela, por lo que resulta necesario seguir investigando los factores condicionantes y epidemiológicos que provocan dichos casos.

Principales conclusiones del informe

El informe, que se dio a conocer en la última edición de Salón Climatización y Refrigeración, celebrada en IFEMA entre el 26 de febrero y el 1 de marzo, ha contado con la colaboración del Grupo de Fabricantes de Equipos de Enfriamiento de AEFYT. El Grupo se ha encargado de la recopilación de datos, contactando con las correspondientes direcciones generales de Salud Pública que han ofrecido datos sobre el número de equipos registrados a finales de 2016 en cada CC.AA, así como con el Instituto de Salud Carlos III – Centro Nacional de Epidemiología-, que ha facilitado los relativos a los casos de legionela registrados en dicho período.

Las principales conclusiones obtenidas son las siguientes:

  • Las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos no son el principal problema de la legionela en España, no existiendo una relación directa entre estas instalaciones y el número de casos declarados de la enfermedad: si cruzamos el número de torres de refrigeración y condensadores evaporativos por 1.000 km2/100.000 habitantes por CC.AA con los casos de enfermos de Legionela por 100.000 habitantes por CC.AA en 2016, los datos no arrojan relación alguna entre las comunidades con mayor parque de equipos y mayor incidencia de casos de Legionela. 
  • Es más, resulta llamativa la baja incidencia de esta enfermedad en la Comunidad de Madrid, de 0,68 casos por 100.000 habitantes, frente a la gran concentración de torres de refrigeración y condensadores evaporativos en esta región. Lo mismo ocurre en otras Comunidades Autónomas como Navarra, La Rioja y Murcia.
  • Por el contrario, Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana, que tienen un número de torres de refrigeración y condensadores evaporativos situados en la banda media, presentan unas incidencias de casos de Enfermedad del Legionario más elevadas.
  • En España, el 58 % de los brotes de Enfermedad del Legionario están producidos por contagio desde las redes de agua caliente sanitaria frente solo un 27 % originados por torres de refrigeración. Igualmente sucede en Estados Unidos o en la Unión Europea.
  • En consecuencia, se cree necesario seguir investigando los factores condicionantes y epidemiológicos de la aparición de casos y brotes de Enfermedad en España así como modificar la estrategia oficial que se lleva a cabo sobre la prevención de Legionelosis en España.

Conclusiones

La alarma social generada en torno a las torres de refrigeración y el hecho de que, durante años, las autoridades sanitarias hayan apuntado a estos equipos como únicos responsables de los brotes de legionela han actuado en su perjuicio, favoreciendo su supresión o bien su sustitución por otras alternativas menos eficientes. En los últimos años, las acciones desarrolladas por el Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT han ayudado a contrarrestar esta situación y las administraciones sanitarias han extendido sus controles a todas las instalaciones de riesgo reconocidas por la legislación vigente. Es más, la propia evolución de los brotes da la razón a los argumentos esgrimidos desde el Grupo ya que, durante los tres últimos años, en España no se ha demostrado que se hayan registrado brotes vinculados a torres de refrigeración y condensadores evaporativos.

A modo de conclusión, recordar que si bien las torres de refrigeración se encuentran entre las instalaciones susceptibles de difundir legionela, esto solo es posible cuando los equipos no disponen del adecuado montaje, diseño, explotación y mantenimiento, según marca el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio

Artículo elaborado por:
 aefyt-logo
www.aefyt.es

 
Modificado por última vez enMartes, 02 Julio 2019 10:41
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes