Logotipo Caloryfrio
Menu

Normativa F-Gas y su impacto en el mercado de la refrigeración

Sector del frio y la refrigeracionAEFYT, la Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías celebró la jornada técnica “Solución a la crisis de los refrigerantes” que contó con la participación de diversos profesionales del frío y la refrigeración que analizaron y debatieron los asuntos de mayor interés para el sector, como el impacto del Reglamento F-Gas,  en las sucesivas mesas redondas que tuvieron lugar a lo largo del día. La normativa F-Gas se aprobó en 2014 y tiene como objetivo la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera mediante la limitación en el uso de gases fluorados de efecto invernadero. Hace referencia al Reglamento (UE) 517/2014 de 16 de abril de 2014 sobre los gases fluorados de efecto invernadero y por el que se derogaba el Reglamento (CE) no 842/2006.

Luis Ramírez, Miembro de la Asociación de Entidades de Inspección de la Comunidad de Madrid (Aseicam), fue el primero en intervenir en una de las mesas que se celebró durante la jornada, bajo el título “Impacto de la F-Gas en el mercado”. Ramírez explicó que el objetivo de la asociación es “colaborar con la Administración de la Comunidad de Madrid en las tareas de control de los reglamentos de seguridad industrial, garantizando el mayor grado de homogeneidad y profesionalidad en las actuaciones de las empresas asociadas, realizar un control de dichas actuaciones, y representar y defender los intereses comunes de estas entidades”.

A continuación intervino Natividad Cabanillas, representante del Centro de Formación Profesional CFP Moratalaz, que se congratuló de anunciar una novedad que llevan demandando desde hace 10 años cuando salió el Reglamento de Gases Fluorados. Se trata de la publicación, por parte de la Comunidad de Madrid, de una convocatoria para el reconocimiento de acreditaciones profesionales a través de la vía de la experiencia laboral. De las cinco cualificaciones profesionales que incluye, dos de ellas están relacionadas directamente con el sector: montaje y mantenimiento de instalaciones frigoríficas y montaje y mantenimiento de instalaciones de climatización. A esta convocatoria se pueden presentar profesionales mayores de 20 años que tengan, al menos, tres años de experiencia con 2.000 horas trabajadas en los últimos 10 años.

En este sentido, Natividad Cabanillas apuntó la necesidad de que muchísimos profesionales frigoristas que no estaban acreditados y no tenían forma de acreditar sus competencias, puedan optar por la vía de la experiencia profesional con una serie de evaluaciones. En estos años, “hemos tenido los talleres llenos de profesionales que llevan muchos años trabajando y no tenían forma de acreditar su experiencia y formación, y han tenido que pasar por ellos para recibir un certificado de profesionalidad para poder ser acreditados oficialmente”. La representante de CFP Moratalaz animó a las empresas a informar a sus trabajadores que se encuentren en estas circunstancias para que aprovechen la oportunidad y se presenten a dicha convocatoria, cuyo plazo finalizaba el 11 de julio.

Implicaciones para los supermercados

Para ofrecer la visión del usuario final respecto del impacto de la F-Gas en las decisiones a adoptar, intervinieron los representantes de tres de las principales cadenas de supermercados del país: Grupo Día, Mercadona y Covirán. Previamente, Laura Mora, Vicepresidenta de Aefyt, y moderadora de la mesa, señaló, a modo de introducción, que la refrigeración comercial “tiene un peso bastante importante en el sector”. Según datos de 2017, España cuenta con más de 22.000 supermercados e hipermercados y tiene un ratio de establecimientos por cada 1.000 habitantes de 3,1, siendo el de la Unión Europea de 2,6. Además, el 65% de la cuota de superficie está repartida entre 12 grandes cadenas que están en una situación de gran competencia, “inmersas en un proceso de remodeling para hacer sus tiendas más modernas y adaptarlas a las nuevas necesidades de sus clientes”, explicó Laura Mora.

En ese sentido –señaló- las instalaciones de refrigeración “siguen siendo activos estratégicos porque el cliente sigue demandando cada vez productos más frescos y refrigerados”. En este contexto de las remodelaciones hay que añadir las restricciones normativas que están haciendo que se aprovechen las remodelaciones de las instalaciones para acometer adaptaciones en las mismas.

Jorge Muguerza, Director Técnico Internacional del Grupo Día; Carlos Soldevila, Responsable de Compras instalaciones de Mercadona y Manuel Serafín, Responsable del Departamento de Frío Industrial de Covirán, subrayaron durante su intervención “estar inmersos en la reconversión de sus instalaciones” y abogaron “por asumir la cultura del mantenimiento”.

Los representantes de las tres cadenas de supermercados coincidieron en señalar el elevado gasto que para sus cuentas de resultados suponen la refrigeración y la energía y el gran esfuerzo que están haciendo para reducirlos, analizando los costes e invirtiendo en mejoras. Todos ellos apuestan -y de hecho así lo están haciendo- en buscar soluciones definitivas y eficientes que se puedan estandarizar independientemente del clima y la ubicación del centro. Una de ellas es la instalación de puertas que ayuden a reducir la potencia necesaria para la instalación de refrigerados, así como planes para reducir las fugas”.

Impacto en el sector de la climatización

Para hablar del impacto en el sector de la climatización por la incertidumbre del mercado de los refrigerantes fluorados, la jornada contó con la intervención de Pilar Budí, Directora General de AFEC, quien señaló que “tenemos un Reglamento europeo que nos está obligando a la reducción gradual de los hidrofluorocarburos, nuestras empresas están preparadas y tienen sus equipos listos para funcionar con los refrigerantes A2L, pero tenemos el problema de que nuestra reglamentación nacional nos hace muy difícil la instalación de este tipo de equipos. Hay una burocracia bastante complicada”. En este sentido, la Directora General pidió a la Administración “que agilice la aprobación del proyecto de Real Decreto cuanto antes”.

Todo esto ha hecho, indicó, “que se haya producido una gran subida de precios de los gases fluorados”. Además, en el caso del impuesto que les afecta, “resulta más barato utilizar el R-32 que el R-410 A. La tasa del primero es de 11 euros por kilo, mientras que la del segundo es de 39,5 euros por kilo”. Por otro lado, señaló Budí, “la afección medioambiental es mucho menor si se usa R-32, ya que su PCA es de 675 frente a 2088 del PCA del R-410 A”. Asimismo, el cambio del R-410 A al R-32 “puede contribuir muchísimo a alcanzar los objetivos de reducción que la Comisión Europea impone para el año 2030”, explicó la Directora General de Afec.

A lo largo de la jornada, también se hizo un repaso exhaustivo de cada una de las tecnologías y gases alternativos que la industria está desarrollando para responder en eficacia a la demanda de frío industrial y comercial, así como de las principales tendencias que marcan el futuro de la refrigeración industrial y comercial, entre las que destaca la importancia de combinar tecnologías y refrigerantes adecuadamente, incidiendo en la reducción del consumo de energía, la facilidad de mantenimiento y el coste de los equipos de cara a que la transición a los nuevos gases de bajo PCA sea lo más sencilla posible; las posibilidades del R152a –destinado a sustituir al R134a-, del R290 y del CO2; los sistemas indirectos de refrigeración y los refrigerantes secundarios; así como la creciente influencia y uso de los refrigerantes naturales.

 

 
Modificado por última vez enJueves, 12 Septiembre 2019 14:43
volver arriba

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes