Logotipo Caloryfrio
Menu
Nueva tarifa de Mitsubishi Heavy Industries 2020

Nueva tarifa de Mitsubishi Heavy Industries 2020

Mitsubishi Heavy Industries, marca ja...

Paneles para aislamiento térmico y acústico de cubiertas ventiladas ISOVENT® de Isosystem

Paneles para aislamiento térmico y acústico de cubiertas ven…

Isosystem, líder italiano en aislamiento...

Soluciones de eficiencia energética de Orkli

Soluciones de eficiencia energética de Orkli

Si preguntáramos a un ni&ntild...

Prev Next

Sistemas de ventilación en viviendas: principales problemas

guia-fenercom-ventilacionLa calidad del aire que respiramos incide de manera directa y significativa en nuestra calidad de vida, siendo la causante de muchas enfermedades respira-torias que afectan a nuestra salud y confort. Pero la importancia de la calidad del aire no sólo nos afecta en espacios exteriores sino que se da la circunstancia de que en ocasiones, la contaminación del aire de nuestros hogares puede llegar a ser hasta 5 veces superior que la del exterior debido fundamentalmente a los materiales utilizados en la construcción de las viviendas (pinturas, materiales sintéticos), moquetas, alfombras, etc. y a la tendencia en la edificación de una mayor estanqueidad de nuestros hogares, con el fin de ahorrar energía, y que provoca un efecto multiplicador de la mala calidad del aire si el usuario no ventila la vivienda con frecuencia.

Además, nuestros hábitos de vida han cambiado en las últimas décadas. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que en las ciudades se pasa entre el 80 y el 90% de la jornada en espacios cerrados (oficinas, colegios, comercios, vivienda…) y en este sentido, advierte que el bienestar y confort de las personas depende en gran medida de la calidad de su ambiente interior.

Como resultados de estos efectos se ha producido un importante avance en el desarrollo de normas, regulaciones, certificados, etc. que desde la arquitectura y la construcción se han ido incorporando a la edificación con el objetivo de mejorar los indicadores de sostenibilidad y de bienestar y evitar en la medida de lo posible, los problemas de salud derivados de la mala calidad del aire interior de nuestras edificaciones.

Caudales mínimos de ventilación

En cuanto a normativa, el Código Técnico de la Edificación establece en su Documento Básico HS 3 unos caudales mínimos de ventilación para las viviendas de nueva construcción. Estos caudales se definen para cada local de la vivienda, y su valor depende del tipo de local y/o la ocupación pero no siempre se consiguen.

El Grupo de Investigación de la Universidad del País Vasco ENEDI (Energética en la Edificación), realizó mediciones de caudales de ventilación en 10 viviendas – de distintas promociones - construidas bajo los requisitos definidos por el CTE DB HS 3 con el fin de analizar distintas configuraciones de viviendas y sistemas de ventilación.

Las mediciones se realizaron mediante la técnica de los gases trazadores, y más concretamente, mediante el método de la caída de la concentración comparando los caudales medidos con los exigidos por el CTE DB HS 3. Como resultado se concluyó que el 57% 60% de los locales ensayados no alcanzaban los caudales mínimos exigidos y un 60% presentaban una desviación superior al 20% con respecto al valor esperado.

Los problemas se presentan por dos motivos principales: las infiltraciones de aire y la incorrecta instalación de los sistemas de ventilación.

Los sistemas de ventilación analizados para este estudio fueron de flujo simple. Este tipo de sistemas trabaja extrayendo aire de forma mecánica desde el interior de la vivienda a través de los locales de extracción. Esto genera un estado de depresión en el interior de la vivienda con respecto al exterior. El aire entra a la vivienda a través de las bocas de admisión dispuestas para tal efecto en los locales de admisión debido a la depresión generada. El aire atraviesa la vivienda desde los locales de admisión hasta los locales de extracción a través de los locales de paso.

Las viviendas ensayadas extraen la cantidad de aire indicada por el CTE. Esto significa que el aire necesario entra en la vivienda pero el problema es que no lo hace por donde debe y el incumplimiento de los caudales mínimos en los locales de admisión así lo demuestra. Esto supone que la renovación de aire penaliza energéticamente la vivienda, pero la calidad del aire no se ve beneficiada en los locales de admisión.

Además, el estudio detectó que las grietas que se producen en la envolvente de los edificios por defectos durante la ejecución de la obra, generan infiltraciones de aire. Este aire que accede a la vivienda a través de las grietas no lo hace a través de las bocas de admisión dispuestas en los locales de admisión.

En las primeras viviendas construidas según las exigencias del CTE, una fuente muy importante de infiltraciones de aire es la cocina, y en particular el extractor de humos situados en ella donde se detectan importantes entradas de aire cuando dichos extractores no están en funcionamiento. Este problema debe ser corregido con la instalación de sistemas antirrevoco.

Reducir la permeabilidad de la envolvente de un edificio permite mejorar el funcionamiento de los sistemas de ventilación. La normativa española no establece unos valores límite que permitan controlar la calidad de la envolvente para su comprobación in situ. El ensayo de comprobación de la permeabilidad de la envolvente se realiza mediante el dispositivo conocido como puerta – ventilador (blower door), y el ensayo se define mediante la norma UNE – EN 13829.

Caso práctico

El estudio sobre los principales problemas en los sistemas de ventilación de viviendas, incluye un caso práctico en el que se muestran los problemas más habituales y cómo resolverlos.

Para este caso, se toma como referencia una vivienda compuesta por tres dormitorios (dobles), sala de estar, cocina, cuarto de baño, aseo y pasillo, y en base a estas características se definen los caudales mínimos según el CTE DB HS 3.

grafico-6-1-sistemas-ventilacion


El sistema de ventilación instalado es un sistema de flujo simple con extracción continua. Por lo tanto, el caudal de ventilación en cada instante debe ser como mínimo el indicado en la la tabla anterior. Las bocas de admisión se sitúan en los marcos de las ventanas de los locales de admisión. Siguiendo la metodología de ensayo definida por la norma UNE – EN ISO 12569, se mide el caudal de ventilación en cada local con el procedimiento de inyección de gas trazador.

Para la realización de esta medición la vivienda debe estar terminada, y antes de empezar con el ensayo, el instalador del sistema de ventilación debe comprobar que todo está en orden y se presentan los resultados del primer ensayo en comparación con los caudales mínimos exigidos por el CTE DB HS 3.

grafica-comparativa-sistemas-ventilacion

En la prueba realizada se aprecia cómo los caudales de ventilación en los locales de admisión son claramente inferiores a los exigidos por el CTE DB HS 3. Además se comprueba que el cuarto de baño no extrae suficiente aire.

Al sumar los caudales de ventilación medidos en los locales de admisión por un lado, y los de los locales de extracción por otro, deberían coincidir los resultados. En este caso la diferencia es de 18 l/s, siendo superior la suma de los caudales de extracción.

Con ello, se concluye que, de la vivienda se extrae la cantidad de aire total definida por el CTE, pero la extracción no se distribuye en los locales de admisión. Por lo tanto, el caudal total extraído entra en la vivienda, pero no lo hace a través de las aberturas dispuestas para ello: existen infiltraciones de aire en los locales de extracción.

Gran parte de las infiltraciones se detectan en la cocina, siendo uno de los puntos calientes el conducto de extracción de humos. Cabe señalar, que aunque la actual versión del DB HS 3 exige incluir sistemas antirrevoco en estos conductos, en la versión original no era así.

Además, se comprueba que aproximadamente el 50% de la sección de las aperturas de admisión no es efectiva, esto es, el aire no entra a través de toda sección de las bocas de admisión.

grafico-segundo-ensayo

La segunda ronda de mediciones se realiza sellando el conducto de extracción de humos. El objetivo es valorar el efecto de este elemento. El resto de la vivienda se mantiene tal y como se encontraba durante el primer ensayo. Los resultados del segundo ensayo se presentan en la siguiente tabla:

Los locales de admisión no alcanzan los caudales mínimos de ventilación exigidos por el CTE DB HS 3, pero se produce un aumento significativo de los valores, sin que varíen los caudales de extracción. Si se calcula la diferencia entre la suma de los caudales de extracción y admisión, el resultado es 12,5 l/s, por lo que se reduce en 5,5 l/s con respecto al primer ensayo. La reducción representa aproximadamente la suma de los incrementos de los caudales de admisión por lo que la respuesta es directa

Antes de realizar el tercer ensayo se comprueba que las aberturas de admisión no están correctamente dispuestas. Estas bocas disponen de láminas de plástico, que limitan la entrada de aire, y que debían ser retiradas para colocación de las bocas en los locales de admisión y no fue así. Además, tanto en el primer ensayo como en el segundo, se comprueba que el caudal de extracción de la cocina es notablemente superior al mínimo exigido. Siendo la cocina una fuente importante de infiltraciones de aire a través de la fachada que da al exterior. En cambio, el cuarto de baño y el aseo no están directamente conectados al exterior, por lo que es de suponer que el aire debe entrar a estos locales desde el interior de la vivienda.

Teniendo en cuenta lo anterior, se cambia la boca de extracción de la cocina por otra de menor capacidad, tratando de aumentar el caudal de extracción del cuarto de baño y aseo, reduciendo las infiltraciones de aire en la cocina. Los resultados del tercer ensayo se muestran en la siguiente tabla:

grafico-tercer-ensayo-sistemas-ventilacion

Las medidas adoptadas demuestran una mejora más que notable, tanto en los locales de admisión como en los de extracción comprobándose que la suma de los caudales en los locales de extracción permanece invariable.

Por lo tanto, se concluye que para alcanzar los caudales mínimos exigidos es necesario reducir las infiltraciones de aire en la medida de lo posible y se deberá tener en cuenta que se puede configurar el sistema de ventilación para conseguir que la incidencia de las grietas de la envolvente sea menor.

Fuente: Guía Calidad del Aire Interior - Fenercom /  Moises Odriozola Maritorena ENEDI Research Group - Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea UPV/EHU - Laboratorio de Control de la Calidad en la Edificación del Gobierno Vasco

 

Modificado por última vez enViernes, 20 Septiembre 2019 14:44
volver arriba

Ventilación forzada de doble flujo EVO de Siber

La ventilación forzada para combatir la polución en las ciudades

Rehabilitación energética: conceptos clave - Entrevista a Oscar Del Rio (Knauf Insulation)

Morteros autonivelantes de anhidrita para suelo radiante ANHIVEL

Jaga Climate Designers: filosofía sostenible, climatización renovable y ventilación eficiente

Consejos para aislamiento de fachada ventilada, SATE o morteros - Tabiraterm

Búsquedas de Interés

Síguenos en Redes